Bariloche: cómo llevar el deporte a todos los rincones de la ciudad

La Municipalidad de la ciudad cordillerana implementa hace años una intensa política deportiva, pero además puso el énfasis en que cada vecino y vecina tenga fácil acceso a la actividad física. Por eso, desarrollaron estrategias para llevar prácticas deportivas a todo el amplio territorio de la localidad, y las profundizaron aún más en pandemia.





Bariloche tiene uno de los ejidos urbanos más extensos del país, y eso es un desafío para quien pretenda la accesibilidad equitativa a los servicios que se ofrecen y las políticas públicas que se implementan. El deporte, no sólo como factor recreativo, sino de cohesión comunitaria y de salud integral, no es la excepción, y la Municipalidad se ha puesto como norte en estos últimos años llevar la posibilidad de practicar deportes y actividad física a cada barrio de su amplia geografía.

El Municipio -al frente del intendente Gustavo Gennuso desde fines de 2015- se propuso como política deportiva brindar a la mayor cantidad de vecinos y vecinas la oportunidad de realizar prácticas deportivas que mejoren su calidad de vida. Y concibió una innovación respecto de gestiones anteriores, que concentraban sus actividades en pocos espacios céntricos: las actividades deportivas municipales tienen que circular por todo el territorio, generando oportunidades de participación. Y aún en pandemia lograron ser creativos y cumplir esta consigna.

La Subsecretaría de Deportes de la ciudad ya ha consolidado su experiencia en esto de llevar el deporte y la recreación a los barrios. Hay que tener en cuenta que Bariloche dispone de 3 gimnasios municipales muy completos -y se está concluyendo la construcción del cuarto-, además de la Casa del Deporte, el Velódromo y el Estadio Municipal, y en paralelo trabaja con otras instituciones deportivas y juntas vecinales para multiplicar los espacios en los que se practican usualmente las más de 70 actividades que dictan los profesores municipales, entre propuestas gratuitas -más de 50- y aranceladas, además del gran trabajo que se realiza en Actividad Deportiva Adaptada Municipal (ADAM) para personas con discapacidad de todas las edades.

«Las actividades deportivas municipales tienen que circular por todo el territorio» es la consigna del ejecutivo municipal.

Con la llegada del Covid-19, la pandemia y el aislamiento social, preventivo y obligatorio, hubo que ser creativos, e incluso dos de los gimnasios municipales fueron puestos a disposición para la emergencia sanitaria: uno se convirtió en el principal centro de vacunación de Bariloche, y otro está destinado a la logística de distribución de módulos alimentarios. En los meses de confinamiento más estricto, el Municipio lanzó clases virtuales gratuitas para toda la comunidad en sus redes sociales, y la sorpresa fue notable: miles de personas se sumaban desde sus hogares a hacer yoga, estiramiento y zumba, entre otras propuestas.

Y con la flexibilización de los meses posteriores, y la autorización para hacer actividades al aire libre, los “profes” de la Subsecretaría de Deportes empezaron primero con ciclos de Caminatas Saludables (aprovechando los Paseos Urbanos que la Municipalidad construyó a través de la Ecotasa en los últimos dos años en el Este, Sur y Oeste de la ciudad), con el objetivo de acompañar el boom que significó para muchas personas salir a caminar sin haberlo hecho nunca, y brindar herramientas básicas junto a los profesores para que la actividad se practique de la mejor manera. A partir de esa experiencia, se terminó consolidando un esquema de verano que llevó el deporte y la recreación física a 75 espacios diferentes durante enero, febrero y marzo de 2021.

Con un amplio espectro, destinó recursos a desarrollar actividades destinadas a niños, jóvenes, adultos y personas mayores. La comuna incluyó iniciación deportiva, actividades recreativas, caminatas saludables y juegos de conjuntos, y trabajó acercándose a referentes barriales, juntas vecinales, clubes, espacios comunitarios, haciendo relevamientos básicos para poder diseñar para cada espacio actividades acordes al barrio y su comunidad. No todo es movimiento físico, porque actividades como el ajedrez también se hicieron su espacio.

La Subsecretaría de Deportes innovó también en otro aspecto importante en la concepción de la salud integral: desde enero, lleva adelante el programa Hábitos Saludables, destinado a niños y niñas con obesidad. En playones barriales, como en El Frutillar, Nueva Jamaica y Mutisias, profesores buscaron que los niños realicen actividad física, todo bajo la mirada y el acompañamiento profesional de una deportóloga y nutricionista del equipo médico de la Subsecretaría. Si bien las restricciones por la segunda ola de contagios imposibilitaron seguir durante los meses posteriores al verano, hoy ya se pudo retomar y el programa se desarrolla en la sala de musculación del Gimnasio Municipal Nº 1, combinada con natación.

«Las actividades deportivas municipales tienen que circular por todo el territorio» es la consigna del ejecutivo municipal.

La propuesta global fue un éxito en más de un sentido. No sólo fueron miles de personas las que se sumaron a las clases de verano, sino que en muchos barrios sirvieron de lazo para conocerse más entre vecinos, en tiempos en que el contexto de pandemia no ayuda a los vínculos sociales fuera de la convivencia en el hogar y el trabajo.

Por eso, a partir de septiembre el Municipio de Bariloche ya programa impulsar nuevamente el uso de los espacios públicos al aire libre para distintas propuestas de deporte y recreación, con algunas novedades, como la realización de actividades de conjunto que den pie al reinicio de las competencias, luego de meses de restricciones. Otro de los proyectos es el de llevar deportes específicos a los espacios abiertos en playones de la ciudad cordillerana, para que niños, niñas y adultos se acerquen a disciplinas como el voley, el basquet, el levantamiento olímpico de pesas y muchas otras propuestas.

La logística es compleja, teniendo en cuenta la extensión del ejido municipal de Bariloche, pero la evaluación del Municipio fue que vale la pena el esfuerzo: el resultado en términos de aportar a la salud integral comunitaria garantizando accesibilidad a la actividad deportiva demuestra que cuando hay voluntad es posible, y la respuesta de la comunidad lo demuestra.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Bariloche: cómo llevar el deporte a todos los rincones de la ciudad