Bariloche quiere abrir al turismo con una prueba piloto

El intendente Gustavo Gennuso anticipó la propuesta que hará a la provincia. El plan contempla un salvoconducto, un plazo de estadía y un cupo de ingresos.





El plan del municipio de Bariloche para reabrir el turismo regional fue anunciado en una protesta de gastronómicos. Foto: Marcelo Martinez

El plan del municipio de Bariloche para reabrir el turismo regional fue anunciado en una protesta de gastronómicos. Foto: Marcelo Martinez

La creciente demanda por la apertura del turismo en Bariloche llevó al municipio a proponer un plan para la reactivación con el ingreso de visitantes de Río Negro, con un cupo limitado y estadía con tope, aunque depende de la palabra final de la provincia y la nación.

El intendente Gustavo Gennuso anunció ante una manifestación del gremio de los gastronómicos en el Centro Cívico que llevará su propuesta al Gobierno porque a pesar de la que situación sanitaria de la ciudad no es la mejor, la crisis económica demanda una apertura.

Según en plan diseñado por el municipio, se propone permitir el ingreso de entre 700 y 1.000 turistas que provengan de la provincia de Río Negro y con una estadía máxima de 7 días.

Estos visitantes deberán tener un “salvoconducto”, según indicó Gennuso, que es un certificado de salud para ingresar a la ciudad y tendrán acuerdos con los municipios de origen para que no les exijan el aislamiento de 14 días cuando regresen.

El intendente Gennuso anunció su plan para el turismo ante una protesta de gastronómicos. Foto: Marcelo Martínez

Indicó que ya mantienen diálogo con El Bolsón y ciudades del Alto Valle para poder instrumentar la medida. No ingresaría en esta etapa ninguna localidad neuquina.

También el municipio diseñó un esquema de “seguimiento” del turista que llegue con un sistema de aplicación y código QR que permita “seguir al turista, saber cuando realiza la reserva hotelera, cuando entra a la ciudad, cuando sale”, puntualizó el intendente al ser consultado por la prensa

“Queremos hacer una pequeña entrada de turistas para ir probándonos, para demostrarle al resto del país que se puede”, dijo Gennuso y señalo que esta propuesta responde a la demanda de los trabajadores del turismo.

Gennuso dijo que "se prioriza la vida de la gente" pero incorporó un amplió concepto en el que incluye la necesidad de trabajo y la cuestión económica, además de la salud.

Las autoridades municipales propondrán este plan al Gobierno provincial esta tarde en una reunión en la que también participará la gobernadora Arabela Carreras. Además Bariloche fundamentará a provincia la necesidad del regreso de los vuelos de cabotaje y del transporte terrestre de larga distancia.

Gennuso insistió que “tenemos que tener mucho cuidado” por los contagios de coronavirus pero advirtió que es necesaria la apertura. Resta evaluar cómo será el procedimiento en caso de que un turista se contagia de coronavirus en la ciudad.

Hoy la ciudad roza los 500 casos activos de covid-19 y hay unas 2.000 personas aisladas por contactos estrechos. La curva de casos volvió a crecer en la última semana.

También aclaró la diferencia con la provincia por las restricciones de los días domingos y dijo que se mantiene vigente la resolución municipal que permite a los comercios esenciales y no esenciales abrir hasta las 20, a excepción de los supermercados.


Comentarios


Bariloche quiere abrir al turismo con una prueba piloto