La odisea de alquilar un hogar en Bariloche

Cada vez más los inquilinos se quedan donde están para evitar los costos de un nuevo contrato. Departamentos siempre hay pero escasean las casas. La seguridad es uno de los puntos que preocupa al momento de mudarse.

10 nov 2018 - 08:55

“Que tenga cochera, aunque no tan alejado por una cuestión de seguridad”. Son algunos de los nuevos requerimientos de los inquilinos a la hora de alquilar un departamento o una casa en Bariloche.

La demanda sigue siendo alta porque, según los especialistas del mercado, muchas familias del interior del país siguen eligiendo Bariloche como destino para vivir. Pero la oferta es escasa, al igual que en el último tiempo.

Este año, además, se notó una brusca caída en la rotación de quienes optaban por cambiar su alquiler por otro. Los inquilinos “se mueven menos” que tiempo atrás, seguramente influenciados por el mes de depósito, el mes de adelanto, el mes de honorarios para la inmobiliaria y la necesidad de un garante propietario, entre otros requisitos.

“El mercado está quieto –reconoció Agustina Elowson, de Los Cerros Propiedades–, los propietarios cuidan a sus inquilinos y éstos prefieren quedarse con el contrato que ya tienen porque cada movimiento nuevo les implica un gasto extra”.

Advirtió que “quizás no están en la casa en la que querrían estar pero se conforman. Noto esto, al menos, desde marzo de este año”.

Desde las inmobiliarias aseguran que a la hora de alquilar se mantienen las condiciones de hace algunos años. Por lo general, el ajuste es semestral, del 15%.

La corredora pública Alejandra Guerra aseguró en relación a las zonas preferidas que si bien “el este ha crecido exponencialmente en los últimos años, a la gente le sigue tirando mucho la zona de los kilómetros”.

“En el centro se buscan más los departamentos que las casas aunque tienen un costo extra por las expensas. Algunos edificios tienen expensas altas por los servicios o los encargados, porque las cargas sociales son altas, aunque últimamente muchos tercerizan el servicio de limpieza una vez que los encargados se jubilan”, especificó Guerra.

Los valores amedrentan. En uno de los barrios más solicitados, como es Melipal, a la altura del kilómetro 4, una casa de tres ambientes con dos baños, parrilla, jardín y espacio para auto puede arrancar de los 16.000 pesos.

Por una casa de tres dormitorios, con cochera doble, “de categoría”, en el kilómetro 5 piden unos 32.000 pesos.

Un departamento monoambiente puede costar desde 9.000 pesos en el centro. Uno de dos dormitorios en la calle Mitre, a partir de 20.000 pesos, y, en la calle 9 de Julio y Gallardo, alrededor de 11.000. Todo depende de la zona.

“El problema de los departamentos céntricos es la falta de cocheras. Alquilar una cuesta entre 1.500 y 2.000 pesos. La gente ya no quiere dejar afuera el auto porque puede sufrir daños, hay estacionamiento medido y pueden recibir multas. Es un requerimiento fuerte últimamente”, indicó Guerra.

Elowson detalló que “casas es lo que menos hay. Cuando aparece alguna, vuela. Hay poca oferta y mucha demanda. El favorito sigue siendo el barrio Belgrano hasta el kilómetro 8. Por lo general, nos piden que las propiedades sean aptas para mascotas”.

Según Dolores Ojeda, de la inmobiliaria Tomás Smart, un inmueble se alquila “pronto” aunque siempre depende de los valores que disponga el propietario.

“Ahora de golpe, se complica un poco más con los propietarios que insisten en que el aumento debería ser más parejo a la inflación, y el inquilino quiere un aumento del 30% como mucho que es lo que se hace anualmente”, expresó.

Recordó que en los últimos años mucha gente compró departamentos a modo de inversión. “Se construyeron muchos edificios, de modo que departamentos siempre hay. Un departamento de un dormitorio lindo en el centro puede salir entre 10 y 12.000 pesos. Casas de tres dormitorios cuestan 25.000 pesos en los kilómetros. Hay poco igual”, señaló Ojeda.

Recalcó que “siguen viniendo muchas familias a vivir a Bariloche, y para ellas conseguir casas es complicado. Este año la novedad fue el pedido de lugares más seguros. La gente opta por barrios cerrados, lugares no tan alejados”.

Según una encuesta que realizó la Unión de Inquilinos de Río Negro que contempló 900 casos, el 53% alquila desde hace más de 7 años y el 32%, lleva más de 11 años.

Otro dato alarmante está vinculado al porcentaje del ingreso destinado a alquilar. Sólo el 13% de los encuestados gasta menos del 30% de su salario en alquiler. El 70% destina entre un 30 y 50% de su ingreso para alquilar.

Sólo el 29% aseguró que alquila directamente a través del dueño; mientras que el 68% lo hace a través de una inmobiliaria.

Entre las “preocupaciones” están el valor de la renta, los requisitos económicos para alquilar y el cobro de la comisión inmobiliaria, algo prohibido por ley provincial.

Según una encuesta que realizó la Unión de Inquilinos de Río Negro que contempló 900 casos, el 53% alquila desde hace más de 7 años y el 32%, lleva más de 11 años.

Otro dato alarmante está vinculado al porcentaje del ingreso destinado a alquilar. Sólo el 13% de los encuestados gasta menos del 30% de su salario en alquiler. El 70% destina entre un 30 y 50% de su ingreso para alquilar.

Sólo el 29% aseguró alquilar directamente a través del dueño; mientras que el 68% lo hace a través de una inmobiliaria.

El informe también consultó sobre las principales preocupaciones de los inquilinos. La central es el valor de la renta, seguida por los requisitos económicos para alquilar y en el tercer lugar, el cobro de la comisión inmobiliaria, “situación que en la provincia está prohibida por la ley 2051”, informaron desde la asociación.

“El tiempo que toma alquilar una propiedad depende de los valores. El tiempo promedio es de uno o dos meses”.
Alejandra Guerra, corredora pública.

El corredor público Julio Fernández consideró que, si bien es poca, hay más oferta que años atrás, especialmente de departamentos. “Se han construido muchos edificios nuevos, el problema es que no tienen gas, y sin gas aumenta el costo”, señaló.

Consideró que “dentro del costo-beneficio, el centro sigue siendo la zona con más demanda”. “Se extendió todo hasta la calle 25 de Mayo y Neuquén. Onelli siempre fue muy buscada por su actividad económica y allí es algo más fácil estacionar”.

Fernández puso como ejemplo el valor de dos departamentos monoambiente. Uno de 30 metros cuadrados de la calle Brown hacia el sur está en 7.000 pesos; en el centro, en cambio, entre 8.000 y 9.000. “No hay mucha diferencia. Pero la gente elige alejarse un poco porque al ser edificios chicos las expensas son más bajas y tienen estacionamiento”, sintetizó el corredor.

Dato
53%
Es el porcentaje de inquilinos encuestados en Río Negro que alquilan desde hace más de 7 años.
Este año, la novedad fue el pedido de seguridad. Ya no hay tanto pedido por los kilómetros y lugares más alejados porque la gente tiene miedo
Dolores Ojeda, inmobiliaria Tomás Smart

La Federación Nacional de Inquilinos exigió el pronto tratamiento la ley de alquileres. Dos años atrás, el Senado votó unánimemente una “ley de locación de viviendas”. Pero aún está en Diputados.

“En ese lapso -informaron desde la entidad- el alquiler ya aumento mas del 100%. En nuestro país cada vez son mas las familias inquilinas que destinan el 50% de sus ingresos al alquiler”.

La iniciativa legislativa extiende de dos a tres años el plazo mínimo del contrato de alquiler, fija un índice de aumento de alquileres basado en el costo de vida y los salarios y establece que los propietarios deben registrar los contratos en la AFIP ya que esto posibilita a los trabajadores deducir de ganancias del alquiler, entre otros puntos.

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

TAGS.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.