El semillero del básquet regional da sus frutos: once jóvenes que sueñan con ser profesionales

En los últimos años el desarrollo del básquet formativo en Neuquén y Río Negro creció de forma notable. Con un gran trabajo de los clubes y entrenadores, los chicos de la zona tienen cada vez más oportunidades para ser profesionales.





El desarrollo del básquet formativo tanto en Neuquén como en Río Negro creció de forma muy notoria en los últimos años.

Luego de décadas de poca participación de jugadores de la región en las selecciones juveniles, en equipos del exterior y de Liga Nacional, de a poco se van sumando cada más jóvenes a la élite de sus categorías, con la ilusión de convertirse en profesionales.

A pesar de que en ocasiones la insfraestructura no es la adecuada y a veces las decisiones dirigenciales no acompañan, el trabajo de entrenadores junto al apoyo de los clubes son fundamentales para que el semillero regional crezca y de sus frutos, algunos de nivel de exportación.

Si bien el nivel es muy alto y hay una gran cantidad de chicos y chicas con la capacidad de brillar, RÍO NEGRO seleccionó a 11 basquetbolistas menores de 23 años que la rompen.

Algunos de ellos ya están en el exterior: Drazen Sinigoj y Sol Castro prueban suerte en Estados Unidos, mientras que las neuquinas Gianella Espedale y Natassja Kolff viajaron a Europa para finalizar su etapa de desarrollo.

Como si eso fuera poco, Agustín Pérez Tapia, Manuel Rodríguez y Juan Conte-Grand son tres neuquinos que forman parte de equipos de la Liga Nacional.

A ellos hay que sumarles tres proyectos juveniles, que ya saben lo que es ponerse la indumentaria de la Selección, aunque sea en entrenamientos.

El básquet regional crece a pesar de todo y los más chicos aprovechan sus oportunidades para cumplir el sueño de ser profesionales.


Ramiro Guaita, 15 años (Río Negro)

Ramiro Guaita hizo inferiores en Del Progreso y con apenas 15 años llamó la atención de Bahiense del Norte, que lo reclutó para que forme parte de sus equipos formativos.

El sobrino de Diego, jugador de Liga Nacional que anunció su retiro el mes pasado, mide 1,98 y juega como interno para aprovechar su altura, su dominio del balón y también se destaca por el lanzamiento de media distancia.

El 10 de diciembre pasado, levantó el título con el U15 de Bahiense de manera invicta.
Ya participo de algunas convocatorias con las selecciones juveniles.

Gianella Espedale, 16 años (Neuquén)

Con apenas 16 años y 1,63 metros de altura, Gianella Espedale es una de las mayores esperanzas del básquet femenino de Neuquén.

Luego formarse en Centro Español, donde aprendió los fundamentos de la disciplina, le llegó el turno de probar suerte en el Mercede Basket Alghero, de Italia, donde jugó la última temporada.

A pesar de su corta edad, la neuquina fue convocada en reiteradas ocasiones para jugar con la Selección en su categoría.

Primero llegó la citación para la U16 y también formó parte del equipo U18, que logró la clasificación al Mundial U19 en el FIBA Americas, donde se colgó la medalla de bronce.

Además fue parte del combinado albiceleste U16 que clasificó al Mundial de la categoría que se jugará en Hungría.

Natassja Kolff, 16 años (Neuquén)

Un año atrás, en marzo de 2021, Natassja Kolff cargó su valija y con 16 años partió rumbo a España para convertirse en jugadora de Spar Gran Canaria y así seguir con su formación deportiva.

Atrás quedó Centro Español, su casa durante años y el club donde fue subcampeona nacional U15.

Con sus 1,88, Naty se desempeña como pivote y es una de la mejores de sus categoría.

También formó parte de varias convocatorias a la Selección y, junto a Espedale, integró el equipo que se quedó con el bronce en el Fiba Americas U18, que se jugó en Buenos Aires, y también con la clasificación al Mundial de la categoría.

Alfredo Ventura, 16 años (Río Negro)

El roquense Alfredo Ventura dio sus primeros pasos en el básquet a los 12 años en Del Progreso. En el 2020 fue convocado por Bahiense del Norte (Bahía Blanca) para que se sume a sus formativas.

Con una sorprendente altura de 2,03 actualmente forma parte del club donde surgió Manu Ginóbili en sus categorías U17, U19, U23 y Primera división. Durante la temporada 2021 salió campeón en la categoría U17 representando a uno de los clubes más importantes de la ciudad de Bahía Blanca.

En los últimos meses fue parte de la pre-selección Argentina U17 rumbo al Mundial de la categoría, pero no pasó el corte. Aún así, todavía tiene mucho camino por recorrer.

Juan Peral, 17 años (Neuquén)

Con apenas 17 años y 1,79 metros, Juan Peral es uno de los jóvenes neuquinos de mayor proyección, pero también de gran presente.

Desde muy chico hizo inferiores en Petrolero Argentino y también integró gran cantidad de convocatorias con las selecciones nacionales formativas. A los 14 años ya se había puesto la casaca albiceleste. En aquella ocasión, se consagró campeón sudamericano juvenil al ganarle la final a Brasil, con Drazen Sinigoj de compañero.

También fue parte del equipo que consiguió la clasificación al Mundial U17, que se jugará en España, aunque no será parte del plantel viajará a Málaga.

Juan no detuvo su crecimiento y en el último año, se mantuvo en Petrolero. Allí fue campeón del Pre-Federal y también la rompió en la última Liga Federal, donde se hizo cargo de la base del Matador y fue uno de los mejores en su puesto.

Drazen Sinigoj, 17 años (Neuquén)

Surgido de la cantera de Independiente de Neuquén, Drazen Sinigoj es otro de los grandes proyectos del básquet regional.

En el Rojo formó parte de los equipos que fueron protagonistas de los torneos argentinos, lo que le permitió llegar a la selección nacional U14 y gritar campeón sudamericano junto a Juan Peral.

También disputó el Pre-Mundial de México, que se jugó el año pasado y le permitió a la Argentina clasificar al Mundial. A los 17 años, el alero de 1,92 crece a pasos agigantados.

Luego de aquella clasificación mundialista, el neuquino dejó Independiente, donde debutó en el Federal, y viajó a Estados Unidos para jugar e ir a la secundaria Mount Carmel School de Baltimore.

Actualmente, Drazen quedó entre los 12 elegidos que están disputando el Mundial U17 de España.

Nicolás Reyero, 18 años (Neuquén)

Luego de dos grandes temporadas con Pérfora en la Liga Federal, Nicolás Reyero tendrá su oportunidad de jugar en un equipo de Liga Nacional: fue contratado por Ferro Carril Oeste.

El perimetral de 18 años, que debutó con apenas 16, viene de ser uno de los jugadores claves y de mayor crecimiento del Verde de Plaza Huincul y llamó la atención del histórico club porteño, que el viernes anunció su llegada.

De esta manera, el joven perimetral se sumará al Verde donde disputará la Liga Desarrollo y Liga nacional.

Manuel Rodríguez, 20 años (Neuquén)

Manuel Rodríguez deslumbro a propios y extraños desde muy chico. Primero hizo formativas en Cipolletti y luego se fue a Independiente donde se destacó por su gran capacidad atlética.

Tras un excelente paso con el Rojo, Manu siguió los pasos de su amigo Juan Conte-Grand y se sumó a Boca Juniors para continuar con su formación como jugador.

Rodríguez llegó al xeneize en 2019 y luego de dos años obtuvo su primer título. Unos meses atrás fue una parte fundamental del elenco que se consagró campeón de la Liga Desarrollo. Además de ser unos de los máximos anotadores del equipo, deslumbró a todos con volcadas espectaculares.

Además, Manu también la rompió con la Selección Juvenil. El año pasado cumplió un rol importante en el plantel U19 que jugó el Mundial de su categoría, donde promedió más de 10 puntos por juego.

Sol Castro, 22 años (Río Negro)

Desde muy chica, la riocoloradense Sol Castro demostró todo su potencial para convertirse en jugadora profesional.

Hizo formativas en Unión de Río Colorado, jugó en la Selección de Río Negro y de allí dio el salto a nivel nacional. Primero pasó a Lanús, histórico equipo campeón del básquet femenino y, de a poco, fueron llegando las convocatorias con la albiceleste en juveniles.

Con su 1,86, la interna fue ganando terreno en el combinado nacional al punto de formar parte de la Selección Mayor que disputó el FIBA Americas de 2019 que se jugó en Bahía Blanca. Allí hizo su debut con las más grandes.

Sus buenas actuaciones le dieron la posibilidad de formar parte de un equipo del básquet universitario de Estados Unidos.

Así fue que llegó a la Universidad Robert Morris ubicada en Moon, estado de Pensilvania, donde ya se convirtió en una de las máximas figuras del plantel, e incluso fue elegida como la Jugadora Más Valiosa de su equipo en la temporada 2020.

Juan Conte-Grand, 22 años (Neuquén)

Juan Conte-Grand hizo inferiores en Independiente de Neuquén, donde comenzó a jugar al básquet, hizo amistades y formó parte de los equipos que llegaron a las instancias finales de los torneos argentinos de clubes que organizaba la CABB.

Sus buenas actuaciones, y sus 1,98 de altura, hicieron que Boca Juniors ponga sus ojos sobre él y lo contrate para que forme parte de sus equipos formativos.

Así fue que el neuquino llegó a uno de los clubes más importantes del país y donde continúa su formación como jugador.

En el Xeneize, junto a Manu Rodríguez, fue uno de los máximos goleadores del equipo que se consagró campeón de la Liga Desarrollo este año. Ahora su desafío será afianzarse en el plantel de la Liga Nacional.

Agustín Pérez Tapia, 22 años (Neuquén)

Agustín Pérez Tapia deslumbro a la región con apenas 16 años, cuando la rompía en Pérfora de Plaza Huincul, donde se consolidó como protagonista de partidos calientes, disputó varias temporadas el Torneo Federal y llegó a jugar finales del torneo Integración.

También pasó por Centro Español, desde donde dio el salto primero a la Liga Argentina y luego a la Liga Nacional.

En la última temporada, con 22 años fue una parte importante del plantel de San Lorenzo, que jugó los playoffs de la máxima categoría del básquet del país.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
El semillero del básquet regional da sus frutos: once jóvenes que sueñan con ser profesionales