Bianchi se quedó sin Battaglia y sin Riquelme

Frente a los ‘funebreros’ Bianchi tampoco tendría a Bermúdez.



El buen pasar de Boca Júniors tuvo un inesperado retroceso por la goleada propinada por Independiente y por la confirmación de que el entrenador Carlos Bianchi no podrá tener el equipo campeón del mundo completó en las dos fechas que restan para la finalización del torneo Apertura.

El golpe más duro que recibió Boca fue la rotura de ligamentos cruzado de la rodilla derecha que sufrió el juvenil Sebastián Battaglia, durante el partido que el equipo perdió 3 a 0 ante Independiente.

Más tarde se conoció que Juan Román Riquelme quedó descartado para el encuentro del domingo ante Chacarita Júniors, tras padecer un esguince de rodilla derecha que no le permitió salir a jugar el segundo tiempo frente a los de Osvaldo Piazza.

A estos dos bajas hay que agregarle el esguince de tobillo del capitán Jorge Bermúdez, que por el momento es duda para el partido de la penúltima fecha que se jugará en el estadio de Vélez Sársfield.

El zaguero Aníbal Matellán y el atacante Antonio Barijho, expulsados ante Independiente, tampoco podrán estar ante Chacarita, por lo que el problema de Bianchi para armar el equipo es complicado.

A todo esto, Boca pasó de holgado puntero a asediado líder del certamen, porque Ríver Plate, con la victoria lograda sobre Newell’s por 2 a 0, se ubicó a dos unidades del campeón intercontinental cuando restan seis puntos en juego.

La grave lesión de Battaglia fue confirmada por el cuerpo médico del plantel boquense luego de que el jugador fue sometido a diversos estudios clínicos en la rodilla derecha.

La dolencia de juvenil, de 20 años, es similar a la que padeció Martín Palermo en 1999, y se estima que la recuperación demandará entre seis meses y nueve meses.

Battaglia sufrió la lesión a los 25 minutos del primer tiempo del encuentro ante Independiente, después de quedarle trabada la pierna en el césped tras disputar una pelota con el mediocampista Livio Prieto.

El médico Jorge Batista informó que aguardará hasta que la rodilla de Battaglia se desinflame para operarlo, un plazo que se extenderá al menos una semana.

Al mismo tiempo, Riquelme no soportó la seguidilla de partidos y la lesión que casi lo deja afuera de la final intercontinental ante Real Madrid, en Tokio, volvió a jugarle en contra.

El mediocampista quedó descartado para jugar el domingo ante Chacarita, luego de resentirse la rodilla izquierda en la primera etapa del encuentro disputado anoche en Avellaneda.

Tal como lo predijo Bianchi, Boca iba a sentir el cansancio del viaje a Japón en el partido ante Independiente y eso fue lo que sucedió con la mayoría de los jugadores xeneizes.

Ante ‘Chaca’, será en Vélez

BUENOS AIRES (DyN).- El partido Chacarita-Boca se jugará el domingo en el estadio de Vélez por la décimo octava fecha del torneo Apertura de primera división.

Así lo anunció ayer el presidente de Chacarita, Luis Barrionuevo, quien fundamentó la decisión en “razones de seguridad” e incluso llegó a considerar ese choque como “el partido del año”.

La medida se contrapone con la autorización de la AFA para que este crucial encuentro, en el que Boca podría coronarse campeón, tenga lugar en el estadio de Chacarita, ubicado en el partido bonaerense de San Martín.

Cuando Ríver intentó sacar de la cancha a Chacarita, no pudieron, e inclusive al ir cayeron por 1-0, con lo cual comenzaron a decrecer las posibilidades de obtener el título.

Ríver vio la luz de la ilusión cuando se acercó a dos puntos de Boca, por la victoria de Independiente, y comenzó nuevamente a imaginar la posibilidad de llegar a la cumbre del certamen.

Desde hace varias semanas Barrionuevo y otros altos dirigentes del club “funebrero” habían defendido a ultranza no perder el derecho a la localía.


Comentarios


Bianchi se quedó sin Battaglia y sin Riquelme