fútbol gris

Cipolletti no jugó bien y apenas empató en casa ante Rivadavia. Weiner y Alasia, los mejores de un equipo que no arrancó el torneo como quería.



1
#

Vilce marcó el gol pero no pudo hacerse patrón en el medio. El equipo lo sintió en el poco volumen de juego que tuvo. (Foto: miguel gambera )

2
#

Weiner fue el mejor de los jugadores de campo del local. Le faltó compañía. (Foto: miguel gambera )

3
#

Federal A

El hincha de Cipolletti se acercó a la cancha para apoyar al equipo, ilusionado con una campaña similar a la del torneo pasado que lo acerque al ansiado ascenso. Sin embargo, el equipo de Henry Homann deberá mejorar bastante para ratificar su condición de candidato en la zona 1 del Federal A. Ayer, apenas empató en La Visera con Rivadavia de Lincoln 1 a 1.

Al Capataz le costó jugar sin referencia de área. En el primer tiempo intentó llegar con los volantes y delanteros rápidos que puso el Ruso en cancha y en el segundo Gustavo Del Prete ocupó una posición en el área que no es propia a sus características.

En el primer tiempo, si bien tomó posición de iniciativa, el local no arriesgó y apenas tuvo un cabezazo de Federico Velázquez Brandón a las manos de Agustín Starópoli.

Hernán Altolaguirre tocó pocos balones, pero ya en el primer tiempo había percibido gritas en la defensa albinegra. Una jugada del 9 obligó a los centrales a cometer infracción y de ese tiro libre Guillermo Suárez exigió la respuesta de Matías Alasia que tapó de forma notable.

El arquero local fue lo mejor de su equipo en el primer tiempo, porque además de atajar un par de pelotas, sacó como los dioses. Dejó varias veces mano a mano a Sosa y Del Prete con defensores rivales. Lastimosamente, la de ayer estuvo lejos de ser la mejor tarde los líricos del equipo.

Para colmo, en el complemento entró más en juego Brian Visser, enganche visitante. A los 9 puso una pelota genial a la derecha para que Tolosa quede en posición de wing derecho. El volante tiró un centro preciso que Altolaguirre cabeceó a la carrera y contra un palo: 1-0.

Fue consecuencia de la apatía de Cipo, que nunca pudo adueñarse del juego como pretendía.

Germán Weiner intentó cada vez que pudo, pero le faltó compañía. Para colmo, Visser hizo de las suyas y Rivadavia logró sostener la pelota lejos de su arco en algunos pasajes. Al mismo tiempo, como se adelantó en el campo, dejó algunos espacios atrás.

Eso favoreció a Cipo, que encontró hendijas para acercarse sin ser muy peligroso. El ingreso de Jesús Molina por Ezequiel Ávila fue un intento del entrenador por tener mayor presencia ofensiva, aunque el delantero no gravitó en el juego.

De forma insólita, Fabio Schiavi sacó a Visser y dos minutos más tarde el fútbol le hizo pagar caro esa decisión.

Matías Sosa se metió en el área eludiendo un par de rivales de frente al arco y cayó cuando iba a rematar. Leguizamón vio penal y sancionó.

El remate de Eduardo Vilce fue contenido por Starópoli pero el mediocampista empujó el balón tras el rebote. Con varias dudas (ver aparte), el juez sancionó el gol tras la protesta visitante.

Los últimos 15 minutos tuvieron momentos de ida y vuelta aunque no tantas situaciones claras de gol. Alasia intervino cuando lo llamaron con mucha sobriedad. El ‘‘1’’ siempre estuvo atento en las pelotas largas y tapó algunas pelotas importantes.

No hubo más tiempo y el pitazo final le impuso justicia al resultado. En conclusión, no era para que Cipo lo perdiera, pero tampoco hizo méritos para cosechar los tres puntos. Ahora, a pensar en Ferro de Pico.

Podio Fútbol

Hubo entusiasmo

faltó el triunfo

el número aproximado de simpatizantes que se acercaron a la Visera para respaldar a Cipolletti.

Una jugada extraña

la polémica del partido

Datos

El penal sobre Sosa fue polémico, pero la mayor controversia se dio con el rebote y el gol de Vilce.
El línea Lautaro Andreis levantó la bandera marcando que Starópoli se había adelantado y la bajó cuando el jugador de Cipo anotó en el rebote.
Leguizamón marcó la mitad de la cancha, pero después otorgó una ley de ventaja que no suele aplicarse en el adelantamiento del arquero en un penal.
El árbitro consultó con el juez de línea ante la protesta de los jugadores de Rivadavia y finalmente marcó la mitad de la cancha cobrando el gol.

Comentarios


fútbol gris