Boca goleó a Colón y alcanzó a River: mirá los goles



No eran pocos los que en la previa veían una posible goleada de Boca sobre Colón en Santa Fe, por la fecha 22 de la Superliga. Pero el trámite que derivó en el 4-0 final en favor del xeneize tuvo un inicio que no hacía pensar en este resultado abultado.

El xeneize apeló a toda su contundencia para quedarse con los tres puntos, alcanzar a River en forma momentánea y seguir creciendo como equipo.

Vale destacar lo que hizo el Sabalero en el primer tiempo. Pese a la enorme diferencia de plantel, Diego Osella planteó bien el partido le cerró espacios al rival en el ‘‘Cementerio de los Elefantes’’.

Pero en un primer tiempo donde Colón jugó como quiso y Boca como pudo, se repartieron las situaciones de gol. A los 43’, Fernando Zuqui pasó por izquierda, asitió a Wilson Morelo con un gran centro, pero el colombiano se pasó y su cabezazo débil quedó en el techo del arco. Sobre los 46’, Sebastián Villa remató desde afuera y el palo le dijo que no.

La visita cambió la postura en el complemento. ‘‘Podemos jugar bien o mal, pero la actitud no se negocia. De eso nos habló el técnico en el entretiempo. Cambiamos la actitud y se notó’’, declaró Frank Fabra luego del encuentro.

Justamente el lateral colombiano y su compatriota Villa fueron los destacados en un partido que Boca sacó adelante a puro gol en el segundo tiempo.

A los 10’, un envío de Fabra encontró a Pol Fernández, que no estaba teniendo una buena noche, y el volante remató con jerarquía abriendo el marcador y el camino para la victoria de Boca.

El ingreso de Ramón Ábila le dio más profundidad al ataque de la visita. Al rival se lo vio cansado por el esfuerzo que había hecho y aparecieron más espacios.Entonces, Villa encaró y pasó cada vez que se lo propuso en la última media hora. Una de sus apiladas terminó con Eduardo Salvio llegando solo al gol y liquidando el pleito a los 27.

Al toque, Carlos Tevez aprovechó que el rival ya no reaccionaba y tomó un rebote para meter el tercero. Hasta hubo tiempo de una tijera de Ramón Ábila que terminó en el 4-0 definitivo.

La solidez de Junior Alonso y Esteban Andrada, más el trabajo de Julio Buffarini en el segundo tiempo, fueron otros puntos importantes en el equipo dirigido por Miguel Ángel Russo.

La negativa del partido fue la quinta amarilla de Carlos Izquierdoz. Con López lesionado, se viene el debut de Zambrano. Hoy Boca estará pendiente del partido de River, pero con la tranquilidad de haber cumplido lo propio. Se suma, además del buen cierre de Superliga que le permite mantenerse en la pelea, una mejor colectiva. A veces desde el rendimiento y otras, como ayer, desde el resultado.


Comentarios


Boca goleó a Colón y alcanzó a River: mirá los goles