Boca no pasó del cero ante Libertad pero le alcanzó para meterse en los octavos de la Libertadores





Tevez jugó un buen partido en La Bombonera. Llegando a la media hora del complemento fue reemplazado por Mauro Zárate.

Tevez jugó un buen partido en La Bombonera. Llegando a la media hora del complemento fue reemplazado por Mauro Zárate.

La producción de Boca en esta vuelta a la acción para el fútbol del continente de la mano de la Copa Libertadores, ha sido de más a menos.
El Xeneize pasó de un brillante 2-0 ante Libertad, en Paraguay, a un exiguo 1-0 contra Independiente Medellín, en Colombia, a este 0-0 con sabor a poco, anoche ante los paraguayos en el partido de vuelta, más allá de la clasificación a los octavos de final y sus merecimientos para ganar.

La solidez del equipo de Miguel Russo no entra en discusión. Es el primer conjunto argentino en meterse en la siguiente instancia de los que están en competencia, pero le faltó ese plus de calidad (también de efectividad) para quedarse con el partido ante Libertad, quien tuvo a su héroe: el arquero Martín Silva.
Boca, que volvió a jugar en la Bombonera luego de 203 días cuando los primeros casos de coronavirus recién se conocían en el país, tuvo casi todo para irse en ventaja durante la primer mitad. Sin embargo se encontró con un gran obstáculo: el ‘1’ uruguayo de los paraguayos.

Lo tuvo Tevez a lo 5’ pero Silva con esfuerzo sacó al córner. De ese tiro libre, el arquero volvió a salvar a su equipo al desviar un cabezazo de Izquierdoz. Boca era el que llevaba peligro y tuvo una posibilidad más, la más clara, llegando al cuarto de hora.
Tevez juntó marcas en la medialuna, asistió de manera exquisita a Soldano, que con un disparo impropio de un ‘9’, definió de manera deficiente ante el achique de Silva.

El Apache, que anoche se transformó en el tercer jugador de Boca con mayor presencia en Copa Libertadores (60 partidos), fue el elemento más lúcido de Boca pero le faltó compañía porque Salvio, que venía siendo el goleador y figura, no tuvo esta vez un buen partido.

Russo mandó a la cancha a Cardona por Obaldo y a Walter Bou por el errático Soldano, buscando mayor conectividad. Más allá de que lo logró a medias, con Libertad ya resignado al ataque, tuvo un par de posibilidades más: una con Cardona que Silva despejó con esfuerzo y otra de Fabra, a los 35’, cuando el colombiano estrelló su remate en el travesaño.

Boca ya no encontraría las vías hacía el arco de Libertad, a pesar de que lo buscó insistentemente hasta el final. Quiso los tres puntos pero con uno le bastó para meterse en los octavos de final, a una fecha para el final de la fase de grupos, 22 de octubre ante Caracas, que hoy juega ante Independiente Medellín. Si ganan los colombianos, Boca se asegurará el '1' del Grupo H.

Fue empate, pero mereció ser victoria. Boca no jugó del todo bien, pero el equipo ya cumplió con el primer objetivo. Al fin y al cabo, de eso se trata la Copa.


Con este resultado, Boca suma 11 puntos y se aseguró uno de los dos puestos de clasificación a falta de una jornada, seguido por el venezolano Caracas (7, un partido menos) y Libertad (7), mientras que cierra la tabla el colombiano Independiente Medellín (0), ya eliminado.



Comentarios


Boca no pasó del cero ante Libertad pero le alcanzó para meterse en los octavos de la Libertadores