Bolsonaro logró una primera victoria en el Congreso para cambiar las jubilaciones

El presidente de Brasil impulsa un régimen previsional mucho más duro, con cambios en las edades y el acceso a las jubilaciones, en busca de bajar el déficit fiscal. Ahora debe votar el Senado.



Miles de trabajadores se manifestaron afuera del Congreso en contra de la reforma previsional.

El pleno de la Cámara de Diputados de Brasil aprobó esta noche el marco legal de la reforma previsional que impulsa el Gobierno de Jair Bolsonaro, pero aún deberá someter el texto a nuevas discusiones en particular antes de remitirlo al Senado.

La primera de las dos votaciones necesarias para la aprobación del texto que define el marco general de la reforma concluyó en la Cámara de Diputados con el respaldo de 379 parlamentarios, frente al rechazo de 131.

De ese modo, se superaron los tres quintos necesarios (308 de 513 votos) que exige una enmienda constitucional como la propuesta, cuyo trámite parlamentario es complejo y requiere diversas votaciones.

El marco legal de la reforma, que propone endurecer el acceso a las jubilaciones en búsqueda de un ahorro fiscal equivalente a unos 265.000 millones de dólares en diez años, todavía puede ser objeto de alteraciones, pues los diputados deberán definir ahora la situación en que quedarán algunos sectores específicos, informaron las agencia Brasil y EFE.

Entre ellos, el oficialismo insiste en que la reforma alcance los ámbitos municipales y regionales, que fueron excluidos de la versión aprobada este miércoles, pese a que estaban en el proyecto original.


El marco legal de la reforma, que propone endurecer el acceso a las jubilaciones en búsqueda de un ahorro fiscal equivalente a unos 265.000 millones de dólares en diez años.


Una vez agotados estos debates, el pleno de los Diputados someterá el proyecto retocado a una nueva votación y, si lo aprueba nuevamente por un mínimo de 308 votos, podrá remitirlo al Senado, que lo examinará durante el segundo semestre de este año.

Se prevé que esa segunda votación en la Cámara Baja sea realizada antes de este sábado, pues el Parlamento iniciará el día 18 un receso que concluirá el 1 de agosto y la intención de la mayoritaria base oficialista es acelerar el trámite.

Mientras se desarrollaba el debate, fuera del Parlamento decenas de personas se congregaron para protestar contra la iniciativa del gobierno y hubo algunos enfrentamientos menores con la Policía.

La reforma previsional es la gran apuesta del gobierno de Bolsonaro para intentar recomponer una economía que entre 2015 y 2016 perdió 7 puntos porcentuales, que creció a un ritmo insuficiente del 1 % anual en 2017 y 2018 y que este año se teme que pueda volver a caer en una recesión.


Comentarios


Bolsonaro logró una primera victoria en el Congreso para cambiar las jubilaciones