Bombas de estruendo ponen a prueba los controles sobre la venta de fuegos artificiales

La ordenanza que prohibe la pirotecnia sonora acaba de cumplir cinco meses pero en varios sectores de la ciudad se escuchan bombas de estruendo.





Aunque se trata de desconocidos, y resten elementos de prueba para encontrar a los culpables, las últimas bombas de estruendo que se escucharon en la ciudad encoleriza a quienes creen que una ordenanza puede limitar los fuegos artificiales ruidosos.

Si bien se ha reducido el uso en distintos eventos, habrá que esperar los próximos días cuando comiencen a arreciar los artefactos de cara a la Nochebuena, Navidad y Año Nuevo.

La ordenanza que cambio los estruendosos por luminosos acaba de cumplir cinco meses, y se alcanzó la decisión en el Concejo Deliberante luego de un largo proceso de análisis, que se comparte con Patagones.

Fueron muchos los que colaboraron como para poner en agenda el tema ya que pasaron por el cuerpo deliberativo viedmense varios expositores que en su momento participaron de un debate público apuntando a formar conciencia de la problemática que causan los estruendos.

Por caso, estuvieron en el Deliberante Regina Adre, directora del Instituto de Estudios de Derecho Animal del Colegio de Abogados de Bahía Blanca, la veterinata Julieta Avila, autora del proyecto pirotecnia cero en Cinco Saltos, Maximiliano Galante Integrante del grupo Padres TEA Allen y Sergio Moragues Director de Relaciones Institucionales de “El Campito Refugio”.

En ese momento, desde el Concejo partió un compromiso para extender la fiscalización y que no sólo recaiga en los inspectores de la subsecretaría de Seguridad e Higiene municipal.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Bombas de estruendo ponen a prueba los controles sobre la venta de fuegos artificiales