Borges introdujo a Hernán Díaz en la literatura norteamericana

El finalista del premio Pulitzer explica cuáles fueron sus influencias para escribir su primera novela, "A lo lejos"

Hernán Díaz no quiso ser el traductor de su novela "A lo lejos".

Hernán Díaz no quiso ser el traductor de su novela "A lo lejos".

En "A lo lejos", la primera novela del escritor nacido en Argentina, Hernán Díaz, escrita en inglés, finalista del premio Pulitzer y muy elogiada por la crítica y los medios anglosajones, se entrecruzan varias lecturas para reponer la geografía y la historia del siglo XIX americano.
Durante una entrevista con Télam, el autor señala que además de toda la ficción decimonónica, "la gran influencia argentina es, desde luego, Borges".


P- ¿Cuáles fueron tus lecturas para reponer el contexto geográfico e histórico de la novela?
R- Una dieta robusta de literatura del siglo XIX. Pero es, en general, la literatura que más me gusta, así que fue muy natural pasarme varios años confinado a ese período. Uno de los aspectos más maravillosos del proceso de la escritura fue descubrir una serie de textos de la literatura norteamericana que han sido un poco olvidados. Hay una tradición muy rica de crónicas de viajes que, para mí, fue un hallazgo feliz (Richard Henry Dana, Francis Parkman, William Bartram, Narcissa Whitman, los viajes de Washington Irving, etc.). También trabajé con diarios personales de la época y otros documentos, como guías de minería y manuales médicos. La tradición del naturalismo juega un rol crucial en el libro, especialmente los textos de John Muir. Y una presencia decisiva en la novela es la filosofía del transcendentalismo, en particular Ralph Waldo Emerson, que es un escritor que me cambió la vida.

Por supuesto, la ficción de ese período también fue una influencia importante. Durante los años que escribí la novela, leí todo Dickens, releí gran parte la obra de Melville y casi todo George Eliot, que es una de mis escritoras favoritas. La lista completa de autores/as sería larga, pero, en suma, lo central para mí era vivir en el inglés del siglo XIX, con la esperanza de que la convivencia diaria con ese lenguaje afectara mi escritura. Claro que también hubo influencias más contemporáneas, desde Samuel Beckett a Anne Carson, pasando por David Markson.

En mi adolescencia, mi primer contacto con la literatura norteamericana fue a través de Borges"

Hernán Díaz


P- El desplazamiento en búsqueda de un objetivo y su aventura es un tópico en la literatura ¿tuviste referentes clásicos, algún escritor argentino?

R- La picaresca, por ejemplo, fue una gran influencia en el libro. "A lo lejos" es un relato episódico, organizado por la sucesión linear de diferentes retablos. También encontré cierta inspiración en algunas novelas de iniciación o de aprendizaje, aunque a diferencia de esa tradición, mi personaje no termina incorporándose a la sociedad como un buen señor burgués. Y debería mencionar las "Crónicas de Indias" y su mirada violenta y delirante de América. Y la gran influencia argentina es, desde luego, Borges. En mi adolescencia, mi primer contacto con la literatura norteamericana fue a través de Borges. Él fue quien me presentó a escritores como Hawthorne, Emerson o James. Además, cabe recordar que varios de los primeros cuentos de Borges, en "Historia universal de la infamia", transcurren en los Estados Unidos y juegan con su tradición literaria. Pensar que en ese libro conviven "Hombre de la esquina rosada" y un cuento sobre Billy the Kid… Ese tipo de relaciones fueron decisivas para mí.

P- ¿Participaste de la traducción al español?
R- La traducción fue hecha en España y yo no tuve ningún rol en ella. Debo admitir que me tentó mucho la posibilidad de traducir la novela yo mismo. Pero me pareció mejor avanzar con otros proyectos. También me gusta que, como artefacto literario, exista en una versión con la cual no tuve nada que ver.

Agencia Télam


SUSCRIBITE A TODOS TENEMOS UN PLAN
Todos los viernes lo que tenés que saber para el fin de semana.

Temas

Literatura

Comentarios


Borges introdujo a Hernán Díaz en la literatura norteamericana