Cammesa ahorró de US$23 millones en los nuevos contratos del transporte de combustible

La primera compulsa fue anulada por el gobierno nacional horas previas a que entrara en vigencia. Desde Energía se destacó el ahorro logrado con los nuevos contratos.





Luego de la anulada primera adjudicación, la Compañía Administradora Mayorista del Mercado Eléctrico (Cammesa) volvió a lanzar una licitación para la contratación del servicio de transporte fluvial de combustibles. Los nuevos valores obtenidos marcan una baja del 18,6% con respecto a los precios de este año y un ahorro de 9,76 millones de dólares sobre la licitación que se dejó sin efecto.

Desde la secretaría de Energía de la Nación se indicó que con la nueva licitación el país logrará un ahorro fiscal superior a 23 millones de dólares en los próximos tres años. La primera licitación que lanzó Cammesa fue en agosto y finales de septiembre y adjudicó los contratos para comenzar a operar el pasado 1 de octubre.

Sin embargo, el día previo, desde la cartera de Energía que comanda el neuquino Darío Martínez enviaron un exhorto para anular contratos con los armadores de buques alijadores de combustible que habían sido firmados en los días previos. Finalmente, a mediados de octubre Martínez, autorizó a Cammesa a adjudicar una nueva contratación del servicio de transporte fluvial de combustibles.

«Estamos muy satisfechos con los resultados de esta compulsa, que ratifican que la decisión tomada en su momento fue la correcta, ya que no solo reducimos costos, sino que llevamos tranquilidad a los trabajadores del sector naval”, manifestó el funcionario.


Desde la cartera de Energía indicaron que el nuevo concurso logró reducir las tarifas del costo de transporte fluvial en un 18,60% comparado con las tarifas vigentes en 2020 y 2021. Además, señalaron que la flamante licitación implicó un ahorro de costos de 9,76 millones dólares sobre los precios que se habían pactado en la licitación anulada.

«Esto es 8,76% adicional respecto a los resultados de la convocatoria anterior dada de baja por instrucción de la Secretaría, además de garantizar el mantenimiento de las fuentes laborales, que en aquella ocasión peligraban», precisaron.

Si se analiza esa reducción de tarifa junto a la reducción de flota mínima proyectada para los tres años, comparado con mantener la flota de siete buques a la tarifa actual, esto refleja una reducción presupuestaria total, por disminución de flota más la reducción de tarifas, de 64.110.000 dólares.


Primera licitación y contratos



En la primera licitación, la empresa Horamar había obtenido el servicio de tres alijadores mientras que la firma chilena Antares se había quedado con otros tres y Maruba, que venía operando tres, se quedó con uno solo. Fue una de las grandes perdedoras de la compulsa junto a Bahía Grande y National Shipping.

Entre los contratos hay tres que tienen una extensión de 3 años, uno para transportar gasoil y dos para fueloil. La capacidad para el gasoil, uno de los que mayor interés despierta, establece que la capacidad de transporte tiene que ser de 16.000 metros cúbicos.

La compulsa incluyó la contratación de otros cinco barcos: dos  para transportar gasoil con una extensión de dos años, otro para transportar gasoil por 14 meses, otro para transportar gasoil por 12 meses y un quinto fueloil por 12 meses. Las firmas en competencia fueron Horamar, Maruva, National Shipping y Transona.


Comentarios


Seguí Leyendo

Cammesa ahorró de US$23 millones en los nuevos contratos del transporte de combustible