Carolina Sánchez y un campus de lujo en Neuquén

La histórica jugadora, ex capitana de la Selección Argentina, brindó una clínica en El Biguá. Habló con “Río Negro” sobre su vida en Italia y el momento de su carrera.





Recibir a una leyenda del básquet nacional no es algo de todos los días y las chicas que estuvieron este fin de semana en el club El Biguá pudieron darse el gusto.

Carolina Sánchez visitó Neuquén con un campus orientado a jugadoras de diversas edades y en su paso por la ciudad dialogó con “Río Negro”.

“Trato de hacer hincapié en la la diversión y el juego. Quiero que no pierdan eso. Yo como entrenadora estoy empezando y quiero transmitir lo que aprendí en mi carrera”, comentó la mendocina.

“Quiero que vean que una chica del interior con esfuerzo y trabajo puede llegar bien lejos. Lo importante es poner empeño en lo que hacés”, agregó.

Sánchez, de 43 años, sigue en actividad y vestirá la camiseta del Magnolia Campobasso de la Liga A2 de Italia. Viene de ascender a esa categoría con el Virtus Ariano Irpino. Campeona en múltiples oportunidades y con tres participaciones en mundiales, su trayectoria habla por sí sola. Además de ser parte del plantel, su nuevo vínculo incluye la dirección técnica de la U13 del club.

Tengo la posibilidad de seguir jugando, es para muy pocas estar en Europa a esta edad. Sé que es un proceso que está terminando”.

Reconoció Sánchez.

El año pasado volvió a Argentina y a su provincia natal para desempeñarse en Las Heras. Sin embargo, no se encontró con lo que esperaba y lamentó que el desarrollo del básquet en la rama femenina no tenga un progreso claro.

 “Pensé que en algún momento iba a crecer y explotar. De un año para otro se bajaron equipos y está desapareciendo la Liga. Toman envión para que crezca  y después se pincha. No hay un proyecto para que los clubes formen jugadoras. Muchas chicas se van al exterior, así mejoran su juego, la competencia de afuera levanta el nivel, eso me pasó a mí”, señaló Sánchez.

La experimentada deportista encontró una posibilidad laboral que acá no pudo obtener.

“ Tomé la decisión de terminar mi carrera afuera, allá se me abrieron las puertas. La propuesta de Campobasso no la puedo desaprovechar, es lo que yo quería hacer acá, reclutar jugadoras y hacerles un seguimiento. No poder hacerlo en mi país me duele”, expresó.

La clínica en El Biguá comenzó el viernes con las jugadores de Primera, precedida por un acto junto a autoridades del club y del gobierno provincia. Ayer y el sábado fue el turno de las formativas desde U13 hasta U19.


Comentarios


Seguí Leyendo

Carolina Sánchez y un campus de lujo en Neuquén