Carreras vuelve y se mete en la campaña




Fin de las minivacaciones para la gobernadora electa, que volverá a salir al ruedo para apoyar a los candidatos municipales de Viedma y Bariloche. Y a Weretilneck senador.


A su regreso de Córdoba, adonde se tomó una semana de vacaciones luego de un semestre de intensa campaña, la gobernadora electa Arabela Carreras emprenderá la recta final del año electoral mientras termina de pulir el perfil, más que la integración, de su gabinete. Acordaron con Alberto Weretilneck evitar las definiciones entre los candidatos a presidente, especialmente porque buscarán el voto de oficialistas y opositores a su candidatura a senador nacional, pero no podrán ocultar los matices que aflorarán dentro de Juntos en la polarización entre los Fernández y Mauricio Macri.

El germen de Juntos es una mezcla del “partido de Cipolletti” que fundaron Rudy Salto y Weretilneck a principios de los 90 y el pase al Frente Grande que urdió el actual gobernador como salto a una fuerza nacional, en tiempos de Chacho Álvarez vicepresidente.

Cuando llegó al gobierno, luego del asesinato de Carlos Soria, Weretilneck se alineó con el kirchnerismo; de hecho, obedeció a la entonces presidenta, que le ordenó que no renunciara.

Perdió base peronista con la pelea con Martín Soria y cuando dio con Sergio Massa uno de esos pasos en falso de los que siempre termina saliendo hacia adelante, sufrió otra dispersión de dirigentes.

Provincial

Con la creación de un partido provincial parece ahora haber blindado cualquier compromiso de alianza con fuerzas nacionales. Pero en su gabinete hay dos tendencias bien claras: los que no podrían ser macristas por un lado y los que rechazan el kirchnerismo por el otro.

Los que vienen del radicalismo como Lucas Pica y su madre Marta Milesi están más cerca de Juntos por el Cambio que del Frente de Todos, al igual que el ministro de Economía, Agustín Domingo, y su par de Gobierno, Luis di Giacomo.

En cambio, los “sub-40” de Cipolletti (Sebastián Caldiero, Rodrigo Buteler y tantos otros) se inclinan por los Fernández.

Yo, yo

Hay muchos funcionarios que levantan la mano para hacerse ver y poder repetir en el mismo puesto o saltar a uno de mayor rango luego del 10 de diciembre.

Pero la decisión fue recorrer primero la provincia, ya como gobernadora electa, y luego pensar en el equipo.


Juntos se mantiene lejos de la polarización nacional, pero en el gabinete hay dos alas: los que jamás votarían a Macri y aquellos a los que les pasa lo mismo pero con los Fernández.


La gobernadora electa tiene lo que ella llama “dibujos” del gabinete; son cuatro o cinco, pero no está nada definido. Habrá cambios pero no hay todavía certezas de sus alcances.

Hay salidas inevitables, como las de Caldiero en Energía o Mónica Silva en Educación (son legisladores electos) y otras permanencias cada vez más necesarias, como la de Domingo.

El ministro de Economía relativizó las consecuencias del déficit al que regresó la Provincia este año contra los superávits de años anteriores. Dio a entender que con el correr de los meses los números se acomodarán, pero parece más un deseo que una certeza.

La reducción en un 25% de las retenciones a la exportación de peras y manzanas fue festejada por los empresarios del sector. Carreras, que es de Bariloche, heredará la necesidad de encontrar una respuesta a la fruticultura, que es un problema del Alto Valle y el Valle Medio. El sector se queja por la falta de rentabilidad.

Al mundo empresarial de Bariloche le cuesta entender la sempiterna crisis de la fruticultura del Valle.

Carreras es la primera mujer en llegar a lo más alto del poder provincial pero además su triunfo quebró 32 años de gobernadores del Alto Valle (Horacio Massaccesi, Pablo Verani, Miguel Saiz, Soria, Weretilneck), ¿significará esto un cambio? Es prematuro para saberlo pero hay algo que es certero: su forma de entender la provincia es bien diferente de la de sus antecesores.

Innovación, modernización e inversiones son tres palabras a las que se aferra cuando piensa en su futuro gobierno.


Comentarios


Carreras vuelve y se mete en la campaña