Carta a Ezequiel Birman



Neuquén

Agradeciste esta última reunión que tuvimos, también el esfuerzo, buena voluntad y solidaridad durante el año laboral, orgulloso del equipo que conformábamos.

La sonrisa de esa noche y el mensaje que nos dedicaste antes de subirte al avión a emprender tus vacaciones es lo que vamos a atesorar para recordarte siempre.

Presentándote como porteño, con el ceño fruncido y quejándote por todo -incluso por el viento y las bocinas de los autos-, dejaste un gran impacto en quienes te acompañábamos día a día.

Excelente jefe, comprometido con tu trabajo, puntilloso, exigente pero razonable, nos pusiste a todos sobre tu hombro y nos cuidaste. Como te llamábamos internamente, “papá Eze”. Destacando las cualidades de cada uno de nosotros y con la mejor predisposición, fuiste para nosotros un gran líder de equipo.

Una persona confiable y sana, de esas que hoy en día cuesta encontrar. El que nos dio todas las oportunidades que estaban a su alcance y nos brindó todos sus conocimientos sin límite alguno.

Amante de los mates a la mañana, siempre disfrutando de la comida y compartiendo las anécdotas vividas al aire libre, entre ríos, bardas y montañas, con las actividades que te generaban tanta felicidad.

Agradecidos por los momentos compartidos, te despedimos con mucho dolor pero sabiendo “que solo muere quien no es recordado”.

Te vamos a extrañar y nos vas a hacer mucha falta. Guardamos tu recuerdo en nuestro corazón.

Despacho “Rojo” Especializado 1. Oficina Judicial Civil Neuquén.

Antonella Piccoli Taglioretti (DNI 35.046.723), Mariela Devoto, Valeria Senz, Gisela Bonifacini, Alejandra Navarrete, Guillermo Caramello, Carlos Bassano, Paula Helena Sobieralski, Denis Muñoz, Ana Crespin.


Comentarios


Carta a Ezequiel Birman