Caso Aboy: expolicías aseguran que no se fugó en un mueble

Son los penitenciarios que sacaron el exhibidor de tortas donde, se sospecha, iba oculto el detenido. Ayer fueron sobreseídos. Aseguraron que “salió caminando por la puerta”.



1
#

2
#

Luis Aboy 36 años

Neuquén

Los penitenciarios exonerados tras la escandalosa fuga anticiparon que demandarán al Estado neuquino.

NEUQUÉN (AN).- La causa por la escandalosa fuga que el 18 de septiembre de 2013 protagonizó Luis Aboy de la Unidad 11 de esta cuidad se cerró ayer con el sobreseimiento de los internos y de los efectivos del servicio penitenciario que estaban imputados. Ya sin cargos en su contra, los dos expolicías que trasladaron esa tarde el exhibidor en el que supuestamente se ocultó Aboy aseguraron que “no se escapó en el mueble, salió caminando por la puerta mezclado entre la visita”. La nueva versión de una de las fugas más increíbles de los últimos tiempos fue dada por Abel Ríos y Eduardo Romero, los dos penitenciarios que tenían a su cargo el taller de carpintería en el que se construyó el mueble y los únicos que fueron exonerados de la Policía a pesar de que hubo más policías imputados. Ríos y Romero indicaron que “si la policía reconocía que salió por la puerta era reconocer una falla grave de seguridad y era culpa de muchas personas. Con la versión de Aboy solo nos acusaron a nosotros”. Los dos expolicías anticiparon que demandarán a la fuerza dado que fueron exonerados por un hecho por el que ahora fueron sobreseídos y advirtieron que “a nosotros nos exoneraron no por una responsabilidad en la fuga, sino porque la fuga se hizo pública”. En la hondonada de denuncias Ríos detalló que “no tenemos pruebas para demostrar que salió por la puerta de la cárcel mezclado entre la visita, pero no sería la primera vez que se fuga un preso de esa cárcel de esa manera”. Y fue Romero quien agregó que “seis meses antes de la fuga de Aboy otro preso, que estaba pintando la oficina del jefe de la cárcel, se escapó de la misma forma, pero nadie se enteró”. Al mismo tiempo advirtió que “es muy raro que desaparecieron las filmaciones de siete de las cámaras del penal”. Ayer el fiscal Andrés Carrea solicitó el sobreseimiento de los imputados por considerar que no constituyó delito lo hecho por cada uno de ellos. El juez Mauricio Zabala cerró el caso de inmediato, por ser vinculante el pedido de la fiscalía. La fuga de Aboy no solo fue espectacular por la forma en la que desde la jefatura de Policía neuquina y el mismo fugado contaron que ocurrió, sino también por ser la segunda vez que el joven escapaba de un penal neuquino. Condenado por el crimen de las hermanas Buamscha, Aboy contó que se escapó escondido dentro de un mueble que se construyó dentro del taller de carpintería del penal. Estuvo prófugo apenas diez días dado que el gobierno provincial ofreció una recompensa de 50.000 dólares por su ubicación y fue recapturado.


Comentarios


Caso Aboy: expolicías aseguran que no se fugó en un mueble