Caso Muñoz: “el gobernador quiere que imputemos a un perejil”

La abogada que representa a los padres del policía respondió a los dichos de Weretilneck, que la culpó a ella y a la fiscalía por la “impunidad” del crimen.



1
#

La madre de Muñoz, que ha encabezado varias manifestaciones reclamando Justicia, le ratificó su confianza a la letrada.

2
#

La abogada Karina Chueri, que representa a los padres del policía asesinado Lucas Muñoz en la investigación, salió a desmentir las declaraciones que el gobernador Alberto Weretilneck hizo el viernes en Bariloche, cuando responsabilizó a la letrada, junto al fiscal Martín Govetto, de “la impunidad del caso Muñoz”.

“Lo que quiere el gobernador es que imputemos a un perejil para él salir a decir que resolvimos la causa”, sostuvo Chueri.

Reiteró que las personas que participaron en el homicidio de Lucas “es gente que sabe porque no dejaron absolutamente ningún rastro”.

Y recordó que las sospechas de los investigadores apuntan a la posible participación de funcionarios policiales. “Fueron personas que tienen el poder y la logística suficiente”, sostuvo la abogada.

Dijo que es “absolutamente falso y agraviante” lo que planteó Weretilneck al señalarla junto a Govetto como los responsables de que el crimen de Muñoz siga impune.

Por eso, dijo que envió una carta documento al gobernador donde lo intimó a que en un plazo de 48 horas “ratifique o rectifique sus dichos” bajo apercibimiento de iniciar acciones legales por calumnias e injurias.

El viernes Weretilneck estuvo en Bariloche y en declaraciones a los medios afirmó: “Veo a la abogada Chueri que en los medios garantiza el tema de firmas contra el Catedral, que es la misma abogada que junto con el fiscal Govetto es la responsable de la impunidad del caso Muñoz”.

Pasaron casi 20 meses y la investigación, a cargo de Govetto, todavía no arrojó avances importantes.

No hay ningún imputado por el homicidio ni personas acusadas de haber participado.

Muñoz desapareció el 14 de julio de 2016, cuando se dirigía a trabajar a la comisaría 42 de esta ciudad. Hallaron su cadáver el 10 de agosto de 2016, en un descampado, en la afueras de Bariloche. Fue ejecutado de un tiro en la nuca.

“¿Qué tiene que ver la causa Muñoz con el cerro Catedral?”, se preguntó la abogada. “Se nota que el gobernador está nervioso, mezcla las causas y está mal asesorado”, afirmó.

Recordó que los primeros días de la investigación, cuando Muñoz estuvo desaparecido, la Policía de Río Negro estuvo a cargo de la búsqueda. “Los propios compañeros de Lucas no hicieron bien las cosas durante los 26 días que estuvo desaparecido”, sostuvo.

“Yo le preguntaría al gobernador ¿qué pasó con los policías que trasladó y que siguen cumpliendo funciones y que también estaban en ese momento? Como el caso del comisario (Juan Ramón) Fernández, que estaba a cargo de la Unidad Regional Tercera de Bariloche, cuando ocurrió el homicidio de Muñoz”, señaló Chueri.

“El gobernador no tiene nada que opinar, porque él no gobierna al Poder Judicial ni al Ministerio Público Fiscal porque para eso hay un Procurador”, afirmó Chueri. Dijo que los padres del oficial asesinado “me han ratificado su confianza en las últimas horas”, tras las declaraciones del gobernador.

Más información: El gobernador acusó a un fiscal de la impunidad del caso Muñoz

La causa

en manos policiales

“La causa estuvo en manos de la Policía de Río Negro los veintiséis días que Lucas Muñoz estuvo desaparecido. Presentaron informes que da vergüenza leerlos. Informes y allanamientos que no encontramos nada”, recordó la abogada querellante.

Recordó que el exjuez de garantías Bernardo Campana resolvió tiempo atrás que se trata de una causa compleja, cuando el expediente se adecuó al nuevo Código Procesal Penal. Por eso, no hay plazo de vencimiento para la investigación.

Dijo que las causas colaterales que se promovieron siguen en trámite. Una tiene que ver con la presunta adulteración del libro de guardia de la comisaría 42. Aunque Chueri aclaró que las hojas que le faltan al libro son a partir del 16 de julio de 2014, dos días después de que Muñoz desapareciera.

La otra causa es por la compra de un chip en Catriel a nombre de Muñoz. En esa causa están imputados los policías Néstor Meyrelles y Federico Valenzuela.

“No voy a permitir que el gobernador quiera ensuciar la causa de Lucas Muñoz ni al fiscal (Martín) Govetto ni a los investigadores”,

afirmó la abogada querellante Karina

Chueri.

Datos

“No voy a permitir que el gobernador quiera ensuciar la causa de Lucas Muñoz ni al fiscal (Martín) Govetto ni a los investigadores”,

Temas

Río Negro

Comentarios


Caso Muñoz: “el gobernador quiere que imputemos a un perejil”