Cavaron túnel de 32 metros pero no lograron huir

La planificada fuga fue abortada ayer a la madrugada en el Penal 2 de Roca. Un grupo de presos con apoyo externo pretendió escapar a través de una verdadera “obra de ingeniería”.



1
#

2
#

José Pierroni

José Pierroni

ROCA (AR).- Pudo haber sido la fuga del año. Estuvieron a sólo tres metros de alcanzar la libertad pero una ráfaga de perdigones de goma obligó a un grupo de internos a desistir de la evasión, luego de que cavaran un túnel de 32 metros de largo. Fue una “obra de ingeniería”, ya que habían construido un sistema de iluminación y de renovación de aire para poder trabajar sin problema en la excavación realizada en el Penal 2 de Roca durante una semana.

La tierra y la arena que fueron retirando la utilizaron como colchones en sus camas para “camuflar” el escape, que finalmente fue abortado ayer a la madrugada.

Minutos después de la medianoche la fuga entró en su momento crítico. En el paredón norte (en la zona oeste) de la cárcel los ocupantes de un Ford Ka gris efectuaron varios disparos desde la calle contra una de las garitas de vigilancia. El personal policial respondió con escopetas cargadas con postas de goma y rápidamente se montó un operativo en ese perímetro, ante el temor de una posible fuga.

Allí los cuatro internos fueron sorprendidos cuando salían de un túnel que estaba a apenas tres metros del paredón. Con ganchos intentaron escalar esa pared, aunque finalmente tuvieron que abortar el plan debido a los disparos efectuados por el personal policial que no les dio tiempo a trepar el murallón perimetral.

A partir de entonces la fuga ya era historia. Es que el personal interno comenzó a hacer una requisa y detectó que desde la celda 8 del pabellón 4 los reclusos habían cavado un túnel de 32 de metros de largo y de unos 60 centímetros de diámetro.

El plan fue casi perfecto. Los cinco internos que comenzaron con el túnel (uno desistió horas antes) “trabajaron” día y noche para alcanzar el objetivo. Tenían varios problemas a resolver. Uno de ellos era el inestable terreno sobre el cual se encuentra asentado el edificio, que prácticamente es todo arena.

Es por eso que utilizaron los cimientos del pabellón 9 y del polideportivo como estructura para evitar derrumbes. Un limitado pero efectivo sistema de iluminación les permitió cavar con tranquilidad, mientras que el recambio de aire lo hicieron a través de dos ventiladores que funcionaron tiempo completo.

Una pequeña pala y envases completaron las herramientas para extraer la arena y los escombros que fueron retirando durante el tiempo de trabajo.

El director del Penal 2, Emilio Martínez, confió que los internos podrían haber estado trabajando durante casi una semana, cavando a dos metros de profundidad. Los ruidos que generó la excavación se mezclaron con los que producen las cuadrillas de obreros que están realizando las obras de remodelación de los pabellones contiguos. Es por eso que no fueron detectados por el personal de seguridad. “Es el túnel más largo que se ha construido en este Penal. Una obra de ingeniería”, comentó Martínez.

La excavación tenía salida a sólo tres metros del murallón perimetral. Intentaron treparlo pero fueron derribados con postas de goma.

El acceso al túnel, en la celda 8 del pabellón 4, en el sector noroeste de la cárcel.

Frustran intento de fuga en el Penal 2


Comentarios


Cavaron túnel de 32 metros pero no lograron huir