Cayó la producción en Texas por falta de ductos



Desde mayo de 2018 que la producción general de Estados Unidos no registraba una caída, pero la racha se cortó durante el primes mes del año. Aproximadamente 90.000 barriles de petróleo por día son los que perdió el país anglosajón por diversas cuestiones, pero principalmente por los cuellos de botella en las redes de transporte.

Según la Administración de Información de Energía (AIE) la producción en enero fue de 11,87 millones de barriles de petróleo por día.

El precio del barril es otro de los motivos de la caída en la producción, y es que a fines de 2018 los precios comenzaron a contraerse y tuvieron un efecto inmediato en la producción.

El crudo invierno que azotó a Estados Unidos también fue uno de los factores que afectó a la extracción. Los días de muy bajas temperaturas redujo las horas de trabajo considerablemente y afectó la optimización de procesos.

La completación de pozos en la Cuenca Permian es otro de los indicadores responsables de la caída, ante la falta de redes de transporte desde el oeste de Texas hasta el Golfo de México, hay gran porcentaje de pozos perforados, pero no terminados.

Mientras las petroleras de Estados Unidos reclaman nuevas redes, la semana pasada el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pisó el acelerador en la construcción de un oleoducto que clave entre las zonas petrolíferas de Canadá hasta el medio oeste del país anglosajón donde están la mayor cantidad de refinerías.

El objetivo es asegurar la matriz energética nacional y asegurarse envíos de petróleo desde Canadá a bajos costos.

Estados Unidos era el mayor comprador del petróleo venezolano, sin embargo, cuando comenzaron las sanciones para desestabilizar el gobierno de Nicolás Maduro, las compras se detuvieron y se empezó a mirar con mayor interés para el norte.


Comentarios


Cayó la producción en Texas por falta de ductos