Cerámica Neuquén marchó ante la amenaza de desalojo de la fábrica

Es desde la fábrica hasta el juzgado laboral 1, ubicado frente a la Legislatura. Además, Libres del Sur se sumará a movilizarse desde el monumento a San Martín hasta el mismo lugar.





Hace dos semanas, los trabajadores de Cerámica Neuquén denunciaron que el juez subrogante Hugo Daniel Ferreyra había solicitado, “que se arbitren los medios conducentes para el cumplimiento de constatación y desalojo del inmueble”. Concretando así una nueva amenaza de desalojo de la fábrica en contra del preacuerdo firmado en diciembre del año pasado. Los ceramistas marcharon esta mañana hasta el juzgado laboral para evitar el desalojo y remate de la fábrica.

La marcha se desarrolló desde las 9 de la mañana, partió desde la fábrica ubicada en Ruta 7, km 6,5 y llegó al juzgado laboral 1, ubicado frente a la Legislatura.

Además, Libres del Sur convocó a la ciudadanía a marchar desde el monumento hasta el juzgado, en apoyo a los trabajadores ceramistas. «Nos solidarizarmos con los trabajadores y trabajadoras para defender las fuentes de ingreso de 80 familias neuquinas. Los trabajadores producen 40.000 m2 de cerámicos al mes. El gobierno y los patrones quieren desalojar la fábrica y rematarla”, aseguró Jesus Escobar.

Tal como explicaron desde la Cerámica Neuquén, la movilización de hoy tuvo un doble objetivo. Por un lado «exigir una audiencia y que seamos recibidos en el juzgado», pero también acompañar a una delegación de trabajadores de la fábrica que serán recibidos en la comisión de Trabajo de la Legislatura para discutir la situación de la gestión obrera.

«La decisión del juez Ferreyra es un paso más en el intento de avanzar contra la gestión obrera, dejando a 80 familias en la calle, amenazando con un desalojo violento. Las y los obreros de Cerámica Neuquén en asamblea volvimos a rechazar este nuevo ataque, nos declaramos en estado de alerta y resolvimos esta medida», informaron los trabajadores ceramistas.

Y agregaron: «como dijimos innumerables veces, desde diciembre del año pasado existe un preacuerdo firmado por todas las partes, incluyendo a los extrabajadores, empresarios y la gestión obrera, que da respuestas y contempla a todos los actores involucrados. Estas provocaciones intentan romper ese preacuerdo y evitar una solución que contemple a todos, intentando sacar beneficios para un sector».

«Ante la falta de respuesta de parte del gobierno de Omar Gutiérrez, dónde demostró no tener interés en interferir y resolver este conflicto, le exigimos al juez Cosentino, llevar a delante la audiencia pública, que se comprometió el año pasado para tratar el acuerdo que presentamos junto a los dueños de la empresa donde le daría solución al conflicto de Cerámica Neuquén», reclamaron.


Comentarios


Seguí Leyendo

Cerámica Neuquén marchó ante la amenaza de desalojo de la fábrica