“Ciencia congelada”: el reclamo por el ajuste se trasladó al cerro Catedral

Hicieron una novedosa performance en la base del cerro para reclamar el desfinanciamiento del sector.



#

Los científicos y estudiantes caminaron con carteles reclamando “presupuesto” para el sector.(Foto: Marcelo Martínez )

 

 

“Ciencia congelada”: el reclamo por el ajuste se trasladó al cerro Catedral

 

“El congelamiento de presupuesto para la ciencia, tecnología y las universidades” fue el nombre de la intervención y la panfleteada que se llevó a cabo ayer por la tarde en la base del cerro Catedral por parte de trabajadores y estudiantes nucleados en el Frente de Ciencia y Universidad Local.

“Desde hace dos años se viene produciendo un brutal ajuste de los presupuestos de nuestras instituciones y se han ido tomando diversas medidas que han ido recortando y ajustando nuestra capacidad de trabajo, formación, investigación e innovación científica”, explicaron.

El reclamo comenzó pasadas las 17 en el cerro Catedral.
Marcelo Martínez

 

En Bariloche, remarcaron, el sector de la ciencia, la tecnología y la universidad representa más del 12% del PBI (Producto Bruto Interno Local). Pero denunciaron la cancelación de grandes proyectos con participación de empresas e instituciones con sede en la ciudad (el plan satelital, el plan nacional de radarización y telecomunicaciones, incluyendo la finalización del tendido de fibra óptica, el plan nuclear que incluía la construcción de dos centrales de potencia), las rebajas salariales de los trabajadores del sector, el retraso de los pagos de proyectos en curso (más de 3 años en algunos casos) y los recortes en becas e ingresos del Conicet.

“Todo esto no sólo va en contra de la federalización de la ciencia sino que impacta directamente en la economía local. Muchos investigadores jóvenes que se instalaron en Bariloche con sus familias para cubrir áreas de vacancias del Conicet, en muchos casos se han quedado sin fuente de trabajo y han tenido que volver a su lugar de origen. Otros se ven obligados a buscar trabajo en otros países”, plantearon.

Recalcaron también que a las universidades se les adeuda gran parte del presupuesto previsto para este año. En el caso del Comahue, el gobierno nacional le adeuda 66.000.000 pesos y “no tiene garantizado poder seguir funcionando”. La Universidad Nacional de Río Negro cerró sus instalaciones en Río Colorado. Denunciaron que tampoco hay financiamiento para las obras pendientes de la sede Bariloche.

La protesta se extendió por más de una hora.
Marcelo Martínez

 

En INTA, se anticiparon 800 despidos en todo el país para este año y el próximo, que ya comenzaron con retiros voluntarios. También se adelantó la finalización de múltiples programas. En el sector nuclear se cancelaron las obras más importantes para los próximos diez años (dos centrales de producción de energía), se acaban de anunciar 250 despidos en NASA, se cerró el ingreso de trabajadores a planta de CNEA, adonde también se implementaron retiros voluntarios, se abandona la minería de uranio y está en proceso de privatización Dioxitek.

También en INTI hubo despidos, desfinanciamiento y desregulación de sus actividades; al igual que en la Subsecretaría de Agricultura Familiar y el SENASA, más allá de la eliminación del monotributo social agropecuario.


Comentarios


“Ciencia congelada”: el reclamo por el ajuste se trasladó al cerro Catedral