Cienfuegos: de paseo por la historia

A 252 km de La Habana, la misteriosa muerte de un líder de la revolución es el telón de fondo para conocer otro pintoresco pueblo cubano.



Patrimonio de la Humanidad. Así la declaró la Unesco. Se la conoce como La Perla de Cuba.

Patrimonio de la Humanidad. Así la declaró la Unesco. Se la conoce como La Perla de Cuba.

Texto y fotos: Ricardo Kleine Samson / ricardo.kleine@ricardokleine.com.ar

Para saber de Cienfuegos usted puede recurrir a Internet y enterarse quién era Camilo Cienfuegos, pero lo lindo es escucharlo de su propia gente que, en secreto, porque a Cuba lo gobierna un régimen, le cuentan aquellas cosas que es difícil enterarse, y parece ser que una vez establecida la revolución no todos estaban conformes con los lineamientos del gobierno, entre ellos Camilo Cienfuegos, que es bien sabido, me cuentan, de las violentas discusiones que tenía con Fidel y Raúl Castro e inclusive el mismo Che de quien era muy amigo.

Parece ser, cuentan los lugareños, que el comandante revolucionario Huber Matos, establecido en el actual Cienfuegos, se declara en rebeldía en octubre de 1959.

Viejos hábitos. Entre ellos, la lectura.

Enterada de esto la revolucionaria y combatiente Celia Sánchez le informa a Camilo, el mejor amigo de Huber, que lo detenga. Así fue como viaja en una avioneta y lo obliga a desistir deteniéndolo. El mismo 28 de octubre regresa a La Habana con el experimentado piloto que lo llevó, pero nunca llegó, el avión explotó en el aire sobre el Caribe y nunca se encontró absolutamente ningún resto. La investigación está llena de contradicciones, de marchas y contra marchas y muchos testigos murieron después de hablar.

Camilo Cienfuegos fue una persona, además de respetada, muy, pero muy querida, se percibe en la música de la voz de la gente cuando se le nombra el cariño que aún se le tiene, por lo que cada 28 de octubre todo el pueblo desfilando por el Malecón rinde su homenaje tirando al Caribe cientos de miles de flores para recordar su desgracia y mantener viva su vigorosa y alegre presencia.

Reliquias. Caminar es asistir a un desfile de autos antiguos.

Tesoros

La ciudad de Cienfuegos es una belleza, de hecho, se la declara la perla de Cuba. Ordenada y pulcra y, al igual que La Habana, su vida pasa por las calles donde los chicos, como corresponde, tienen prioridad para jugar a lo que quieran y arman sus canchas de fútbol a gusto y placer mientras los vecinos lo disfrutan.

Datos

20%
El porcentaje que descuentan en el banco al cambiar un dólar por un CUC, la moneda que utilizan los turistas.
de 15 a 40
Cuc puede costar alojarse en una casa de familia, donde sirven desayuno y almuerzo.

Su casco histórico, con casi 200 años de antigüedad, es digno de conocer por su belleza y elegancia y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Por sus rutas circulan todo tipo de vehículos, caballos, carros, triciclos, autos, colectivos y nadie tiene más derecho que nadie, el respeto por el otro es absoluto y el cumplimiento de las leyes del gobierno cuasi religioso.

La razón

“Esto hay que hacerlo por el bien de todos, es una ley del gobierno” se escucha decir a cada lugareño con muchísimo respeto y un verdadero y envidiable sentido patrio, y con el mismo cariño con que se cuentan los secretos que también forjaron su historia, porque, como canta Litto Nebbia “Si la historia la escriben los que ganan, eso quiere decir que hay otra historia” y aquí, en estas fotos, un poco de esa otra historia que muchos lugareños portan en sus rostros.

Estudiantes recuerdan a Camilo Cienfuegos.

Lo que hay que saber: moneda, hospedajes, restaurantes...


Es un pueblo muy pequeño y pintoresco con gente maravillosa siempre alegre y dispuesta. Todo el pueblo cubano es muy culto y con una profunda mirada artística que desborda y se contrapone con el impuesto y austero nivel de vida.

Es difícil perderse de algo porque el pueblo es muy chiquito, pero no deje de pasear por el malecón.

Dentro del pueblo puede pasear en carro tirado por caballo, en motos para 4 personas o bicicletas a un precio razonable.

Carros tirados por caballos transportan pasajeros.

Cómo llegar: Desde la terminal de ómnibus de cualquier ciudad, los ómnibus turistas son excelentes y se pueden sacar los boletos por internet.

En auto alquilado, que conviene hacerlo con anticipación y por internet o en taxi que se puede pelear el precio. Hay una cantidad de comercios muy variada, aunque no de todo lo que uno busca. Nunca conviene olvidarse nada, sobre todo cosas personales como dentífrico, champú, algún remedio, etc.

Como en toda Cuba, hay que comprar tarjetas de internet de 1h a 1 CUC (U$S 1) e ir a algún lugar con wi-fi, que puede ser una plaza

Para el consumo diario los turistas deben usas el CUC como moneda que equivale a un dólar. En cualquier lugar de Cuba le cambian 1 dólar por un CUC, pero en el banco le descuentan un 20%. En cambio, si lleva Euros, en el banco le dan 1,08 CUC, pero no lo puede cambiar en la calle. Ir aun banco implica 1 hora de espera, aunque haya dos personas adelante. Este atento a que no le den moneda nacional que solo usan los cubanos y que no la podrá usar, que el billete diga CUC o peso convertible. Si va al banco, no olvide el pasaporte.

Hay muy pocos hoteles y muy buenas casas de familia que han convertido su hogar en pequeños hoteles donde, inclusive sirven desayuno y/o almuerzo y cena. Siempre conviene consultar las opiniones de los turistas en Airbnb o Booking antes de contratar alguna, pero son muy recomendables.

Siempre hay una sonrisa en las calles cubanas.

Como referencia, alquilar una habitación con aire acondicionado y baño privado en una muy linda casa puede costar entre 15 a 40 CUC donde también puede desayunar, almorzar o cenar Un almuerzo o cena entre 7 a 20 CUC. Un litro de agua mineral 0,75 CUC

No consuma agua de la canilla, ni aun hervida. Lleve ropa muy liviana, pantalón corto, remeras, Jamás se pondrá un buzo. La corriente es de 110 voltios y los enchufes de dos patas planas. Puede pasear a cualquier hora del día y de la noche y por cualquier lugar sin que le pase nada, es segurísima.


Comentarios


Cienfuegos: de paseo por la historia