Cierran causa por un crimen en Regina y la familia demandará al Estado

Es por el asesinato de Claudio Rondeau, a quien mataron a balazos en su vivienda, en el barrio El Sauce. Todos los sospechosos fueron sobreseídos.

#

Celestino Rondeau frente a la casilla donde murió su hijo, tras un ataque a balazos. (Foto: archivo )

Pese al reclamo que desde hace algunos meses venía realizando la familia de Claudio Rondeau, que fue asesinado en setiembre de 2017, la justicia determinó el cierre de la causa y el sobreseimiento de las personas que estaban sospechadas como autores del crimen. El hecho causó una indignación total en los familiares del joven, quienes reiteraron el pedido para que el Consejo de la Magistratura investigue el accionar del ex fiscal y actual juez de garantías de esta ciudad, Gastón Pierroni, por haber dejado caer la investigación.

Celestino Rondeau, padre de Claudio, adelantó además que a raíz del cierre de la causa, iniciará una demanda contra la provincial al considerar que hubo incompetencia por parte de los funcionarios del Poder Judicial que intervinieron en la investigación por el homicidio.

Si bien recién meses atrás la justicia los aceptó como querellantes en la causa, a partir del acceso al expediente, advirtieron que los plazos estipulados para la investigación se encontraban vencidos, y en consecuencia la causa iba a ser pasada a archivo.

Tras el homicidio la investigación estuvo en manos del fiscal Juan Carlos Luppi, quien luego fue trasladado a cumplir funciones en Roca. Antes de ese traslado, Luppi solicitó una serie de medidas, entre ellas un cotejo de ADN sobre las vainas servidas con las que dispararon a Claudio Rondeau en la madrugada del 26 de setiembre de 2017 en su vivienda del barrio El Sauce; y al mismo tiempo la prórroga del plazo de investigación.

Con el alejamiento de Luppi, la causa quedó en manos del fiscal Gastón Pirroni, posteriormente nombrado como juez de garantías de Villa Regina. En su rol como fiscal, Pierroni solicitó la suspensión de la audiencia desistiendo la realización del cotejo de ADN, sin pedir ninguna otra medida, por lo que la prórroga para la investigación finalizó en agosto de este año.

Por el reclamo que a partir de setiembre realizaron los familiares de Rondeau, el expediente tuvo algunos movimientos, pero no fueron para avanzar en la investigación del homicidio, sino por el contrario a partir de presentaciones realizadas por la defensa de las personas sospechadas para solicitar su sobreseimiento. En una primera instancia el juez Maximiliano Camarda desestimó el pedido de sobreseimiento y cierre de la causa, aunque en segunda instancia la jueza María Evelina García Balduini, a cargo del Tribunal de Impugnación, determinó que los plazos de la investigación estaban caducos, en consecuencia el cierre de la misma y el sobreseimiento de las personas sospechadas como autores del crimen.

“Lamentablemente es una vergüenza la justicia, este caso lo tenía que seguir investigando el señor Pierroni. Dejó la causa se cayera. No es solo la muerte de mi hijo, hubo otros hechos que tenía que investigar y no lo hizo. Es culpable de lo que está pasando en Regina en la justicia”, sostuvo Celestino Rondeau, padre de Claudio.

Insistió que Pierroni cerró la causa sin informar de esta situación a la familia, que recién pudo tomar contacto con el expediente a más de un año del homicidio y tras realizar varias presentaciones para ser aceptados como querellantes.

“Mi idea ahora es iniciar un juicio al Estado, y el Estado tiene que poner gente competente, porque si lo hace el pueblo va a estar seguro. Acá hay muchas muertes y nadie está preso”, indicó finalmente Celestino Rondeau.

El dato

Un altercado que terminó con una muerte

Datos

43
años tenía Claudio Rondeau, asesinado en la precaria vivienda que habitaba junto a su hijo.
Claudio Fabián Rondeau, tenía 43 años, y vivía en una precaria casilla de madera dentro del mismo terreno en que su padre tenía su vivienda en el barrio El Sauce de Villa Regina, situada sobre la calle Pichanillas al 100. En esa casilla también habitaba su hijo de 16 años.
En la tarde del 25 de setiembre Claudio envió a su hijo a hacer unas compras a un comercio ubicado a unas pocas cuadras, pero cuando regresaba fue interceptado por un grupo de personas del mismo barrio que lo amenazaron y golpearon para robarle unas pocas pertenencias. El chico regresó a su casa y contó lo sucedido a su padre; que salió a buscar a los asaltantes.
Los encontró y el cruce de palabras terminó con una pelea a puñetazos en plena calle. Cuando Claudio regresaba hacia su vivienda, uno de los asaltantes prometió cobrar venganza a tiros.
Eran alrededor de las 2 de la mañana del 26 de setiembre de 2017, cuando la amenaza se hizo realidad. Un grupo de personas, entre 8 y 12 sujetos emprendieron el ataque a tiros, con una escopeta calibre 16 y una carabina calibre 22. Además arrojaron una bomba molotov contra la precaria casilla de madera.
El hijo de Claudio Rondeau alcanzó a refugiarse debajo de la cama y se salvó de los disparos, mientras que uno de las balas disparadas por la carabina 22 impactó en la cabeza del hombre, que fue trasladado hasta el hospital de Regina y luego al hospital Francisco López Lima de General Roca donde murió.

Comentarios


Cierran causa por un crimen en Regina y la familia demandará al Estado