Cine con color local en Viedma

En febrero arranca el rodaje de “El deseo de Domingo”, un proyecto del viedmense Fernando Scarfó, quien ganó el concurso del Incaa, protagonizado por actores de la zona.



#

VIEDMA(AV).-A “El deseo de Domingo” le falta poco. En febrero, el director y los actores, casi todos locales, podrán decir u oír aquello de “Luz, Cámara, Acción” en las locaciones de Viedma y Patagones que eligieron.

El director es el viedmense Fernando Scarfó y el co-protagonista del filme, el psiquiatra Guillermo Cabella. De la amistad que los une desde hace años nació este filme que avanza con viento a favor (ver aparte).

La producción ya realizó la semana pasada el casting de actores locales. La convocatoria arrojó un buen número de participantes de los que saldrá el elenco final. Con esa parte completa, a mediados terminarán de elegir las locaciones para rodar en febrero del año que viene. Una idea con sabor local y una historia atrapante.

Se trata el proyecto ganador por Río Negro del Concurso Telefilm del Instituto Nacional de Cinematografía (Incaa) para contenidos de la Televisión Digital Argentina.

La película cuenta con el apoyo logístico de la Productora Cultav (Cultura Audiovisual) y la productora de El Bolsón, Patricia Zavalía, ayuda al director.

La historia de “El deseo de Domingo” transcurre en Viedma. Allí el personaje de Marcelo, un músico de rock de cuarenta años que tiene un oprobioso empleo público, una rutina desgastante y una relación incompatible con su novia Sofía, cuida a su abuelo Domingo de noventa y cuatro años, internado en un geriátrico. Es su querido abuelo el que formula el detonante de grandes cambios: le pide como último deseo que lo lleve manejando hasta Buenos Aires para ver un clásico en el Hipódromo de San Isidro, según contaron a “Río Negro”, Scarfó y Cabella.

Amigos son los amigos

“Llegué a este proyecto –cuenta Cabella, que debutará como actor– por la amistad de hace veinte años que tengo con Fernando. Nos conocimos cuando estudiábamos en La Plata, pasados los noventa. Teníamos una relación de amistad. Me gusta el cine pero trabajo de otra cosa, soy psiquiatra. Y un día, Fernando me contó que estaba escribiendo un guión para una película para presentarse en el concurso que hace el Incaa. Me comentó cómo era el guión, que había puesto mucho del personaje del rockero, “Marcelo”, que tenían que ver conmigo. La verdad que me sorprendió mucho, porque soy un hombre común: no tengo ninguna actividad que pueda trascender. Y bueno, me llenó mucho de expectativas, de orgullo, que alguien se acuerde de un ser común... La amistad que tengo con Fernando hizo que dijera que sí”, relató Cabella, quien se prepara leyendo el guión.

Pero no está preocupado, porque en realidad tiene que hacer de Guillermo Cabella, y dice entre risas que eso le da “tranquilidad”.

Cabella además, también escribió el tema musical de la película.

“Lo que dice Guille es en serio, la película trata sobre gente común. Si no fuera por la amistad, esta película no se podría hacer. Hay una cercanía en la amistad pero también en la construcción del personaje”, se suma Scarfó.


Comentarios


Cine con color local en Viedma