Coche bomba en Bogotá deja al menos 6 muertos

El terrorismo volvió a golpear ayer en Bogotá, causando la muerte a seis personas y heridas a otras 18, en un hecho de violencia que desata de nuevo el miedo en la capital del país. Un vehículo con 50 kilogramos de explosivos estalló en la zona comercial de San Andresito, en momentos en que la Policía inspeccionaba uno de



BOGOTA (AFP) – Un atentado con coche-bomba sacudió ayer un concurrido sector de Bogotá, con saldo de seis muertos y 18 heridos, en un hecho que rompió la relativa calma en la ciudad desde que en febrero un vehículo con explosivos mató a 36 personas.

El automóvil, que aparentemente fue activado a control remoto, estalló hacia las 8 locales (10 de Argentina) en el sector comercial de San Andresito, en el centro-oeste de la capital, cuando llegaban al lugar dos policías que fueron alertados sobre un vehículo sospechoso, según las autoridades.

“Se había alertado de un carro sospechoso y llegó una patrulla de la policía a conocer la situación, y apenas estuvieron al pie del vehículo éste explotó”, dijo el general Jorge Castro, comandante de la Policía de Bogotá, ciudad de más de siete millones de habitantes. Cuatro personas -incluidos los dos uniformados- murieron en el acto, mientras que otras dos fallecieron en centros médicos, según el alcalde capitalino, Antanas Mockus, que indicó que los heridos reciben atención en distintos hospitales El jefe policial señaló que “aún es muy prematuro” para determinar la autoría y los móviles del atentado, que también causó destrozos en varios locales. Por su parte, el director operativo de la Policía Metropolitana, coronel Orlando Cely, aseveró que “tenemos una información fragmentaria de que fueron tres terroristas” los que pusieron el carro-bomba El gobierno del presidente Alvaro Uribe condenó el ataque y lo atribuyó a “uno de los grupos terroristas” del país, al que no identificó, en tanto que ofreció una recompensa de 35.700 dólares por información que conduzca a los responsables y convocó un consejo de seguridad. “Lo que se ha hecho en Bogotá ha sido muy importante para evitar actos de terrorismo, pero a veces hay uno que se nos cuela”, dijo el vicepresidente Francisco Santos La ministra de Defensa, Marta Lucía Ramírez, sugirió que el atentado puede estar relacionado con un plan para sabotear las elecciones regionales del 26 de octubre. Cuando estalló el coche-bomba empezaban a llegar comerciantes y compradores al sitio, uno de los más concurridos en la actividad comercial de la capital, y donde según las autoridades se negocian mercancías de contrabando y se camuflan otras actividades ilegales y grupos armados.

“Hay gente despedazada, es impresionante. Hubo pánico y terror”, relató una persona que se encontraba en el lugar. Este atentado puso fin a la relativa calma que registraba Bogotá desde que el 7 de febrero un automóvil cargado con una poderosa bomba mató a 36 personas y causó heridas a 170 en un elegante club de la ciudad, en un hecho atribuido a la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) Desde entonces no se registraban ataques de esta magnitud, aunque las autoridades dijeron haber confiscado en los últimos meses toneladas de explosivos y haber detenido a decenas de rebeldes de las FARC en Bogotá. La capital fue blanco el año pasado de varios atentados dinamiteros, uno de los cuales ocurrió cuando Uribe juraba como presidente el 7 de agosto.


Comentarios


Coche bomba en Bogotá deja al menos 6 muertos