Colectivos escoltados por la policía

Durante el horario nocturno los micros que ingresen a Cuenca XV tendrán custodia policial para evitar el vandalismo.



Los colectivos ingresarán con custodia policial al barrio Cuenca XV después de las 19, según se acordó el jueves entre el Municipio, la Provincia y la empresa Autobuses Neuquén, ante el vandalismo sobre las unidades que terminó con heridos durante la semana.

El transporte urbano será respaldado con móviles y custodia policial para prevenir el apedreo de las unidades y las agresiones a los choferes, confirmaron funcionarios municipales y de la provincia.

La definición se adoptó el jueves luego de una reunión de la que participaron los comisarios de la zona, el director de Seguridad de la Provincia, Martín Diorio, el subsecretario de Transporte y Tránsito de la comuna, Fernando Palladino, integrantes del gremio de los conductores y la gerencia de Autobuses Neuquén.

“Las piedras que volaron hacia los colectivos provocaron heridas en un conductor tras la rotura de un parabrisas y en otro recorrido, lesiones en un pasajero (cuando estalló una ventanilla por una piedra) por en la tarde del martes y del miércoles”, confirmó Palladino.

La concesionaria del servicio suspendió la circulación en el barrio de los colectivos, inclusive el jueves de lluvia, según constató la propia municipalidad.

Estamos buscando brindar las condiciones de seguridad para que el transporte público funcione sin inconvenientes.

Fernando Palladino es subsecretario de Transporte y Tránsito del municipio.

“Se intimó a la empresa a restituír el servicio, lo que ocurrió el jueves al mediodía y luego se hizo esta reunión en la que se acordó una nueva modalidad de trabajo”; dijo Palladino.

Después de las 19, los ramales 7A y 5B contarán con un patrullaje preventivo durante la circulación por el sector, según ratificó el funcionario municipal.

Luego habrá reuniones cada 15 días para evaluar la situación.
“Paralelamente se avanzó con una investigación policial, ya tenemos indicios que son menores y por eso se decidió trabajar con esa base. Le daremos intervención a la justicia de menores y esperamos poder disipar el vandalismo con estas medidas de prevención”, sostuvo Diorio.

“Estamos buscando brindar las condiciones de seguridad para que el transporte público funcione sin inconvenientes”, agregó el funcionario.
Por su parte, Palladino sostuvo que nunca estuvo en discusión el cese de servicio en el barrio y que “el recorrido se está cumpliendo sin inconvenientes, creemos que la inseguridad se va a erradicar para brindarle tranquilidad tanto a los conductores como a los pasajeros”.

Los colectivos son un blanco elegido por el vandalismo. En múlitples ocasiones son apreados o incluso tomados como “rehenes” para reclamar ante las autoridades municipales por la ausencia de algún servicio en los barrios.

Los últimos hechos registrados en Cuenca XV obligaron al municipio a tomar medidas urgentes, debido a que se produjeron no solo roturas en las unidades sino lesiones en las personas.


Comentarios


Colectivos escoltados por la policía