Colombia y las FARC mostraron sus diferencias

Sólo coincidieron en la fecha y el temario a discutir.



#

Los delegados se presentaron en conjunto, pero dieron conferencias de prensa por separado.

AP

HURDAL, Noruega (AP) _ Al presentar el inicio de sus diálogos de paz, los negociadores del gobierno del presidente Juan Manuel Santos y de las FARC dejaron en evidencia las divergencias que han tenido a Colombia sumergida en casi 50 años de conflicto al que ahora aseguran querer ponerle fin.

Desde los discursos, el de los rebeldes de que son la respuesta a la violencia del Estado y el del gobierno destacando que en América Latina la izquierda ha encontrado espacio vía electoral, hasta la forma de encarar a la prensa, ambos bandos mostraron la enorme brecha que los separa.

A pesar de todo, ambos dijeron estar dispuestos a encontrar caminos para acabar con el conflicto.

Tras casi tres horas, entre discursos y dos ruedas de prensa separadas de los negociadores del gobierno primero y los miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) después, los delegados regresarán de inmediato a Cuba y Bogotá. En La Habana permanecen los delegados de la insurgencia y allí se volverán a reunir con su contraparte el 15 de noviembre .

Pero los acuerdos parecieron llegar sólo hasta ahí, la fecha de encuentro y el tema por el cual comenzar a discutir.

Los delegados se presentaron ante la prensa en un salón del hotel Hurdalsjoen de la localidad de Hurdal, a 75 kilómetros al norte de la capital noruega de Oslo. Para sorpresa de los presentes, todos se sentaron en silencio en una mesa --del lado derecho los negociadores del gobierno y del izquierdo los de la guerrilla--, mientras un delegado cubano leía un comunicado conjunto sobre el inicio del diálogo.

Tras la lectura del comunicado, el jefe de los negociadores oficial, el ex vicepresidente Humberto de la Calle, dio un discurso seguido de otro de Iván Márquez, jefe negociador de las FARC.

En sus alocuciones De la Calle resaltó que “muchas fuerzas de izquierda quieren deshacerse de la violencia’’ y que las FARC deben reconocer a sus víctimas, Márquez habló de “la violencia del Estado’’, criticó a la inversión extranjera en Colombia y calificó a la política agraria del gobierno de “retardataria y engañosa’’.


Comentarios


Colombia y las FARC mostraron sus diferencias