Cómo luchan padres y docentes contra el "bullying"

La masacre de Patagones puso al descubierto el drama de la discriminación por diferencias físicas o sociales en las escuelas. Hoy, varias ongs ayudan a familias y maestros a prevenir.




En poco menos de un mes se inician las clases, y, para muchos chicos, también regresa el sufrimiento. Aunque cueste creerlo, las burlas y el hostigamiento son tan comunes en aulas y recreos como los juegos. Y es frecuente que aspectos personales como ser gordo, tímido, usar anteojos, ser pobre o no tener ropa de determinadas marcas basten para convertirse en el blanco de críticas destructivas, aislamiento y hasta de agresiones físicas en el colegio.

Según informó Infocívica, en el país, y a partir de la masacre de Patagones -en la cual un adolescente mató a tres compañeros porque se burlaban de él- el tema es motivo del trabajo constante de equipos, como el "Bullying Cero", el Centro de Amparo, el Centro Dos, la ong Nacimiento y el Foro Contra la Discriminación, que buscan frenar el hostigamiento que se da entre alumnos.

Es preciso partir de reconocer como una forma de violencia a las burlas en las que se califica a un compañero como "gorda boluda", "sordo", "villera" o cualquier otro mote ofensivo. Esto es lo que se denomina "bullying", es decir matonear, hostigar, verbal o físicamente.

Hoy, coincidiendo con el aniversario de la muerte del gran líder pacifista Mahatma Gandhi, se celebra el Día Escolar de la No Violencia y la Paz, y, pese al receso de verano, es bueno saber que hay grupos y organizaciones que buscan poner fin a este problema.

María Zysman, integrante del grupo Bullying Cero, cuenta: "atendemos pacientes con cuadros graves, o dificultades serias por situaciones de hostigamiento. Por otra parte, realizamos actividades de prevención, que es una tarea muy lenta, con talleres, charlas con padres y congresos".

En City Bell, desde el 2000, el Centro de Amparo es convocado cuando hay un hecho de violencia en las escuelas, y en estos años atendió ya más de 2.500 casos. Desde la perspectiva del psicoanálisis, el Centro Dos también realiza conferencias, seminarios y talleres, dirigidos a docentes, psicólogos, psicopedagogos y directivos de escuelas.

En Rosario, desde la ong Nacimiento su titular, Roberto Salinas, expresa que "la situación es compleja, porque la escuela no es ajena a la creciente violencia que nos invade cotidianamente. Por otra parte, los docentes tienen que convivir con la violencia propia de la institución-sueldos magros, inestabilidad laboral-, la violencia de los chicos que asisten a la escuela, y la de padres y adultos en general".

La Fundación Poder Ciudadano, a través del Programa Escolar de Resolución de Conflictos (PYN, por sus siglas en inglés), capacita a chicos para resolver situaciones de conflicto utilizando herramientas de análisis y negociación. El año pasado, 2.300 alumnos, de distintas provincias, se graduaron como "Jóvenes Negociadores". El Programa también trabaja junto con los docentes, analizando las normas de las escuelas.

Sobre los motivos más comunes de hostigamiento entre alumnos, Zysman precisa que, "en general, se da el hostigamiento hacia chicos con conductas muy rígidas, por ejemplo, que juegan siempre a lo mismo. Por supuesto, que la agresión al chico que es gordo es bastante común. También sufren las chicas tímidas, o con anteojos".

El Foro Contra la Discriminación reúne a distintas ONG y tiene un centro de denuncias, cuyo director es Daniel Barberis. Él detalla que recibieron 25 denuncias por discriminación en escuelas, durante el 2007. "La mayoría están relacionadas con el aspecto físico, con chicos a los que les dicen 'negro', 'villero' o 'gordo'", agrega. También cree que el Estado debería apoyar a las ong que se dedican a encarar la violencia escolar.


Comentarios


Cómo luchan padres y docentes contra el «bullying»