Como un viejo enemigo



El entrenador de River, Angel Cappa, fue recibido anoche como un viejo enemigo por los plateístas de Vélez. Los simpatizantes fortineros se habían tomado el trabajito de imprimir prolijos cartelitos con la leyenda “bienvenido subcampeón”, en alusión a lo ocurrido en la última fecha del torneo Clausura 2009, cuando el equipo de Ricardo Gareca se coronó ante el Huracán que conducía Cappa. Las quejas durante meses del ahora entrenador de River por la infracción no sancionada del delantero Joaquín Larrivey sobre el arquero Gastón Monzón en una escena que fue clave para ese desenlace sirvieron como cultivo para la actual rivalidad y por esos hubo bromas y hasta insultos para el cultor del “Tiki Tiki”. Cappa se limitó a ocupar su lugar en el banco de suplentes de los “millonarios”, como indiferente a cualquier burla o agravio. Esto ocurrió en la previa del cotejo que Vélez y River afrontaron anoche en el Estadio José Amalfitani, por la quinta fecha del Apertura.


Comentarios


Como un viejo enemigo