Con diez candidatos en carrera, Bariloche elige nuevo intendente

Hay 100.579 electores empadronados, entre ellos 1.500 extranjeros. Las autoridades de mesa (540 en total) se anotaron en forma voluntaria, debieron cumplir con una capacitación obligatoria y cobrarán 1.300 pesos.

Más de cien mil barilochenses están habilitados para elegir un nuevo gobierno municipal, que asumirá en diciembre próximo con mandato hasta 2023.

En total son diez los candidatos a intendente, aunque uno sólo festejará después de las 20 cuando -según está estimado- el escrutinio haya avanzado lo suficiente para establecer tendencias definitivas.

El actual intendente Gustavo Gennuso (Juntos) aspira a continuar por un nuevo período y tendrá entre otros desafiantes a Daniel Natapof (Frente de Todos), Santiago Palmeyro (Bariloche por el Cambio) y Pablo Chamatrópulos (Podemos).

También compiten Luis Ledesma (SUR), Mauro González (Unión por un Movimiento Popular), Exequiel Ojeda (Todos por Bariloche), Rodolfo Sánchez (Frente de Izquierda y los Trabajadores), Fabián Martello (Compromiso Cívico y Social) y Miguel Carrasco (Partido Unión y Libertad).

La elección de Bariloche se realiza en fecha independiente de cualquier otra por imposición de la Carta Orgánica y, como ya ocurrió otras veces, el resultado genera interés en la provincia y también a nivel nacional.

Los desequilibrios económicos del municipio, las políticas de promoción turística y el atraso de la infraestructura vial son algunos de los temas centrales de la campaña que se repitieron de elecciones anteriores.

Pero en este caso también ganaron protagonismo la urgencia por redefinir el sistema de transporte urbano, gestionar soluciones para el basural -que fue caracterizado por todos como el “pasivo ambiental” más grave de la ciudad- y especialmente atender la demanda de empleo.

Otra de las cuestiones que el futuro gobierno tendrá que abordar con prioridad es el cerro Catedral, luego de que Gennuso fracasara en su intento de extender el contrato en forma directa y por otros 30 años con la empresa Capsa, que tiene la concesión hasta 2026.

Las opciones en juego son llamar a una licitación anticipada, renegociar el contrato actual para propiciar nuevas inversiones o incluso asumir un modelo de gestión estatal.

La elección se realizará otra vez con boleta única y un cambio en el diseño, por el cual desaparecerá la opción de votar “lista completa” y los electores deberán tildar en forma independiente cada una de las categorías: Ejecutivo, Concejo y Contralor. También podrán omitir cualquier marca si optan por el voto en blanco.

En un principio los candidatos inscriptos fueron once, pero la lista del Frente Grande, que encabezaba la exDefensora del Pueblo Andrea Galaverna, fue eliminada por decisión judicial luego de una impugnación del Frente de Todos.

La votación se desarrollará de 8 a 18 y hay 100.579 electores empadronados, entre ellos 1.500 extranjeros. Las autoridades de mesa (540 en total) se anotaron en forma voluntaria, debieron cumplir con una capacitación obligatoria y cobrarán 1.300 pesos.

Además del cargo de intendente estarán en juego once bancas titulares en el Concejo y las tres vocalías del Tribunal del Contralor. En el Deliberante Gennuso tiene actualmente una mayoría de siete concejales, tres corresponden al FpV (hoy Frente de Todos) y uno es del Pro.


Comentarios


Con diez candidatos en carrera, Bariloche elige nuevo intendente