Gendarmería fue la clave que puso fin al piquete en Cutral Co después del crimen de Luciano

El adelantamiento de la llegada de los uniformados fue clave para destrabar la protesta. Los vecinos cortaban para pedir más seguridad en la comarca.



Pasadas las 10 el tránsito quedó liberado sobre las rutas 22 y 17. Los conductores saludaron a los vecinos con su paso.

Pasadas las 10 el tránsito quedó liberado sobre las rutas 22 y 17. Los conductores saludaron a los vecinos con su paso.

La llegada de Gendarmería Nacional a Plaza Huincul y Cutral Co puso fin al bloqueo que durante casi tres días mantuvo cortadas las rutas de acceso a las dos ciudades. La presencia de los uniformados junto a sus vehículos que, arribaron durante la mañana, hizo que los manifestantes que reclamaban seguridad tras el asesinato de Luciano Fuentes (8) dejaran la protesta a los pocos minutos.

Las últimas horas de la protesta en Plaza Huincul y Cutral Co fueron las más duras. Los piquetes se habían multiplicado por la ruta 22, en sentido a Zapala y en la ruta 17 hacia Picún Leufú y Añelo, lo que había dejado sin vías alternativas para aquellos que querían salir o ingresar.

Ayer a primera hora, con la llegada de los efectivos de la fuerza nacional, pese a algunas posturas encontradas por parte de los vecinos que estaban en el piquete de “la curva”, se votó por levantar los bloqueos.

La circulación más dificultosa fue la de los camiones que, en muchos casos, quedaron varados desde el lunes por la tarde. Lentamente pudieron avanzar por la vía nacional y los choferes –a los bocinazos y a modo de saludo- siguieron hacia sus destinos.

Hubo aplausos, abrazos y lágrimas entre los participantes.
Las complicaciones ya habían empezado a sentirse, no solo por el desabastecimiento del combustible sino porque, en algunos casos los inconvenientes para ingresar mercaderías, medicamentos y otros insumos, ya provocaban enojos entre los propios habitantes.

De todos modos, el grupo de vecinos que se volcó a la ruta a protestar consideró que el objetivo principal. de la llegada de Gendarmería Nacional, estaba cumplido. Ni siquiera la presencia de los funcionarios provinciales de la mano de Vanina Merlo, Gustavo Pereyra y el propio jefe de la Policía, Juan Tissier, el día anterior había logrado destrabar el conflicto.

Tras el conmovedor sepelio de Luciano en la escuela Nº 119, a la que asistía, no hubo clases ayer. Los docentes y los auxiliares de servicio tuvieron una jornada de reflexión y fortalecimiento para el personal. Lo llevó adelante el Equipo de Apoyo y Orientación Profesional a la Instituciones Educativas.

A partir de ahora se hará un seguimiento del cumplimiento del petitorio de 27 puntos que elaboraron los vecinos en medio del bloqueo. Entre los pedidos estaba el refuerzo del personal de la policía provincial –que ayer ya se pudo observar a través de operativos de control en las arterias más transitadas- y la construcción del destacamento en el barrio Peñi Trapún, donde vivía la víctima y su familia. Además se solicitó la demolición de los bloques deshabitados en el barrio Belgrano.

En cuanto a las demandas de aplicación de políticas públicas, está previsto que la mesa técnica se constituya la semana próxima en Plaza Huincul, en un lugar y día a confirmar.

El dato

60
efectivos con uniformes de color oliva desembarcaron ayer en la comarca Plaza Huincul y Cutral Co.

Análisis La inseguridad golpeó donde más duele

La presencia de Gendarmería Nacional en las ciudades volvió a ser el centro de los reclamos en Cutral Co y Plaza Huincul. Los niveles de inseguridad y violencia que a diario se registran en la comarca golpearon esta vez, donde más duele. Una bala arrancó de cuajo la vida de un niño de 8 años, sin darle tiempo a comprender lo que ocurría. El pequeño, como tantos cientos, vivía en el corazón de uno de los barrios donde suele ser moneda corriente el zumbido de un disparo.
Esa pérdida hizo detonar un pedido latente. Los vecinos le reclamaron a las autoridades que articulen una solución. Y lo hicieron en la ruta y con piquetes.
Son esos mismos bloqueos que hace 23 años se iniciaron ante la privatización de la empresa que era la columna vertebral de la economía local. En aquel entonces los manifestantes lograron torcer la decisión de un desalojo compulsivo de las fuerzas federales.
Esa misma fuerza que esta vez, fue reclamada por un sector de la sociedad, y a la que ayer, saludaban y agradecían por su presencia.

Andrea Vázquez


Comentarios


Gendarmería fue la clave que puso fin al piquete en Cutral Co después del crimen de Luciano