Concejales divididos por los “bancos rojos” contra los femicidios

Antes de las elecciones, no hubo consenso para votar la colocación de este símbolo dentro del edificio del Deliberante. Igual se instalará, aunque sin la norma.



El primer banco rojo de la provincia se pintó en Andacollo. (Gentileza).-

El primer banco rojo de la provincia se pintó en Andacollo. (Gentileza).-

“En memoria de todas las mujeres asesinadas por quienes decían amarlas”, se leerá en el “banco rojo” que los concejales acordaron que antes del 8 de marzo, o ese mismo día, se instalará en el Concejo Deliberante capitalino como símbolo internacional de la lucha contra los femicidios.

Los simbólicos bancos se comenzaron a utilizar en Italia en 2017 y fueron adoptados como hito por las mujeres del mundo.

Pero en el Deliberante no hubo consenso para votar ayer una ordenanza que estipule la colocación de este símbolo en espacios públicos de la ciudad, al menos no antes de las elecciones del 10 de marzo.

La iniciativa fue del Frente Neuquino, con Libres del Sur y el MPN. La voluntad de la mayoría no alcanzó para cristalizar esto en una ordenanza, porque se pretendía por unanimidad y había indicios de que no se iban a lograr los votos.

“Decidimos no incorporar ordenanzas sin pasar antes por el debate a comisión (sobre tablas);. Independientemente de esto, estamos de acuerdo en organizar la instalación de un banco aunque no esté aún la ordenanza”, dijo la presidenta del bloque del MPN, María Eugenia Ferraresso.

La próxima sesión del cuerpo se fijó para el 14 de marzo, una semana después del Día Internacional de la Mujer y de la marcha del 8M, donde las agrupaciones feministas enrostrarán los reclamos para terminar con los femicidios, incluida la legalización del aborto seguro y gratuito.

Por eso “acordaron” hacer el banco aunque no esté la norma, y evitar que quedara en evidencia el posicionamiento contrario de algunos concejales antes de las elecciones del 10 de marzo.

“La negativa a poner en marcha esta acción simbólica marca la falta de compromiso para concretar acciones como la declaración de la emergencia en violencia de género, que duplica los recursos para la atención a víctimas de violencia de género, o lograr la construcción de más refugios“, criticó la concejal Cecilia Maletti.

El banco en cuestión es un asiento ubicado en un lugar público y pintado en carmín. En Neuquén ya hay uno en Andacollo, frente a la terminal de ómnibus. Además de la leyenda acordada a nivel internacional, el banco de Andacollo lleva los nombres de Ivana Rosales, Valentina y Carina Apablaza.


Comentarios


Concejales divididos por los "bancos rojos" contra los femicidios