Condena de prisión efectiva para Chechile

El juez le atribuyó toda la responsabilidad en el choque que le costó la vida a la estudiante Paola Acuña, en Roca. Dio por probado que iba a 100 km/h.



1
#

Miguel Acuña, padre de la víctima fatal, se abrazó con la sobreviviente del choque, su sobrina Belén, tras el fallo.

2
#

Chechile no fue a la lectura. La pena no está firme.

Verónica Roig

ROCA.- Por el accidente en el que murió Paola Acuña (18) y resultaron heridos otros tres jóvenes, ayer fue condenado a prisión efectiva Jorge Bernardo Chechile, de 34 años. El juez correccional Oscar Gatti le impuso 3 años y 5 meses de prisión, que el imputado recién deberá comenzar a cumplir si el fallo queda firme. La defensa ya anticipó que interpondrá una casación.

“No estamos ante el caso de un conductor que pudiera haber efectuado una mala maniobra o una ligera desatención en su manejo, sino que se ha juzgado a un sujeto que sin estar habilitado para conducir (tenía el carnet vencido) intentó trasponer a una velocidad por demás temeraria de 100 km/h la intersección de dos calles, España y Estados Unidos de esta ciudad, haciéndolo a la hora de salida de los locales nocturnos ubicados en la zona y sin tomar los más mínimos recaudos precautorios, ya que intentó trasponer el cruce sin respetar la prioridad de paso de quien circulaba por su derecha y ni siquiera intentó frenar instantes antes al impacto”. Esa fue la evaluación final que formuló el juez en su fallo, en el que convalidó el criterio de determinación de la pena que habían sostenido los abogados Oscar Pineda y Pablo Iribarren en nombre de Miguel Acuña, el padre de la víctima fatal. La ley le daba a Gatti una escala de entre 2 y 5 años de prisión para aplicar en el caso.

Chechile no presenció la lectura de la sentencia. Tampoco concurrieron sus abogados defensores Oscar Pandolfi y Alberto Riccheri. Sin embargo, ya habían dejado plasmada en el expediente su reserva de casación ante una eventual condena.

Belén Acuña, sobreviviente del choque que tenía 15 años al momento del hecho, estuvo conmovida durante toda la audiencia y no pudo contener el llanto. Al finalizar la lectura se fundió en fuertes abrazos con su abogada, Ruth Luengo; con los amigos y familiares que concurrieron ayer a tribunales y finalmente con su tío.

Miguel Acuña afirmó que “la justicia hizo lo correcto” y que esta condena les permitirá, como familia, “cerrar una etapa”, pero lamentó que el proceso judicial haya demandado casi 5 años y medio.

El juez convalidó la pericia accidentológica oficial que había presentado el físico del Instituto Balseiro Eduardo Osquiguil y descartó la del perito de la defensa, Abelardo Zilvestein. Consideró “inverosímil” la teoría de que Chechile iba unos 50 km/h y que el conductor del Renault 12 (el auto que tras el impacto sale descontrolado y embiste a las chicas en la vereda) frenó sorpresivamente en la bocacalle, sin dejarle tiempo suficiente para esquivarlo o frenar.

No consideró probado, sin embargo, que Chechile hubiera estado alcoholizado, como había enfatizado la fiscal de la causa Elsa Alasino. “Esa apreciación no superó la categoría de indicio, puesto que la pericia de alcoholemia arrojó resultado negativo”, sostuvo el juez. Sin embargo, en el fallo se registró que el accidente ocurrió a las 5:40 de la mañana; que Chechile fue ingresado al Sanatorio Juan XXIII a las 6:45 y que la extracción de sangre para el test recién se le hizo a las 12:45 de aquel trágico 25 de marzo de 2007. (Redacción central)

Archivo

Lectura de la sentencia a Chechile

Miguel Acuña tras la lectura de la sentencia a Chechile


Comentarios


Condena de prisión efectiva para Chechile