Condenado por pegarle un botellazo en la cabeza a un joven

Miguel Ángel Llambay fue condenado a cinco años de prisión en 2010 por el delito de “lesiones gravísimas”. La víctima tuvo serios daños cerebrales.



#

Llambay fue condenado en 2010.(Foto: Archivo )

El 23 de noviembre de 2010 Miguel Ángel Llambay fue condenado a cinco años de prisión por el delito de “lesiones gravísimas”.

El hecho ocurrió en la mañana del 23 de diciembre de 2007 en un local nocturno de Viedma, oportunidad en que el imputado le propinó un botellazo en la cabeza a Antonio David Alegre, quien esa noche había salido con amigos pero que en el momento del golpe se encontraba solo en la barra semi parado en una banqueta. El impacto del envase de champagne lo desmayó y lo dejó tirado en el piso. A los dos días despertó en el hospital Zatti.

A los seis meses del hecho la víctima tuvo un ataque convulsivo que se trasformó en epilepsia por el daño al cerebro producto del golpe. Además la víctima quedó con dificultades para estudiar, físicas y para trabajar. El fallo destacó que los testimonios escuchados desvirtuaron la postura de Llambay, quien negó su participación en el hecho.

Agregó que no se pudo determinar ningún motivo para explicar la actitud de imputado para aplicar semejante golpe en la cabeza de Alegre ni tampoco la existencia de alguna provocación de parte de éste. “La agresión fue sorpresiva encontrándose la víctima desprevenida por lo que nada pudo hacer para defenderse”, puntualizó la sentencia en la que los excamaristas penales Pablo Estrabou y Francisco Cerdera coincidieron en la condena resuelta a diferencia de Jorge Bustamante que se manifestó por la absolución.


Comentarios


Condenado por pegarle un botellazo en la cabeza a un joven