Consumo “stand by”: los vampiros que succionan nuestra energía

Los elementos eléctricos que usamos en nuestro hogar continúan consumiendo mientras están en “modo espera” y eso cuando llega la factura se traduce en pesos. En esta nota encontrarás tips para evitar esos excesos.



Por LUIS MAENZA (*)

¿Sabías que aproximadamente un 10% de la energía que gastás es complemente innecesaria y posiblemente no notes que la estas consumiendo?

Cuando uno deja la luz encendida toda la noche, gasta, pero es un gasto consciente “yo elijo” por seguridad, estética o simplemente comodidad, puede estar mal o bien, cada uno lo juzgará… y pagará por ello. Pero en nuestras casa hay “fantasmas del consumo eléctrico”, hay “vampiros, que succionan nuestra energía” si, si, es muy serio lo que les comento. La Unión Europea lo ve como uno de los más grandes problemas de la actualidad superando el 10% del consumo domiciliario.

Obviamente, no son “fantasmas” o “vampiros” como los de las películas, simplemente es la denominación que se le colocó a muchos consumos que están y normalmente uno no sabe.

Estos consumos están inmersos en los aparatos que tenemos en nuestras casas y son para que estén disponibles, seriamente se los denomina: consumos “stand by”, informalmente: consumos “vampiros” o “fantasmas” ya imaginarán el por qué. Estos son un gran problema en el mundo entero, ya que cada vez cobran más importancia porque los fabricantes, crean electrodomésticos que respondan inmediatamente, tengan más servicios o sean “smart”.

Investigando sobre el tema tomé conocimiento que la impresora que yo tengo, en modo stand by gasta 65Wh/h, ¡es como tener más de 10 lámparas LED de 6W!, ¿es tan necesario que cuando quiera imprimir no deba esperar unos segundos a que caliente?, o el modem que gasta 8Wh/h y a su vez inunda mi casa de ondas electromagnéticas que la realidad no me es útil el 100% del tiempo, o mi TV que espere la señal del control remoto manteniéndose electrificado, etc.

Los desarrolladores de electrodomésticos quieren darnos mucho más de lo que necesitamos así elegimos sus productos frente a los otros, un reloj en un microondas por ejemplo, hoy ya hay normativas que exigen que en algunas las etiquetas figuren los consumos Stand by, en Argentina es la norma IRAM 62301: Medición del consumo de energía en modo espera, pero, ¿le prestamos atención?

En ningún momento nos dimos cuenta que esa comodidad nos generaría un gasto extra en nuestra factura de luz al mismo tiempo que provocaría una gran contaminación innecesaria, el sistema de generación actual es principalmente por medio de quema de combustibles así que el consumo eléctrico genera dióxido de carbono (CO2) y otras cosas peores, emanaciones de monóxido de carbono, compuestos con azufre, óxidos de nitrógeno, hollín, etc.

Posiblemente no somos conscientes, es decir, tenemos conocimiento de que hay un consumo pero no del gasto o lo que implica ambientalmente dejar nuestros aparatos continuamente conectados a la red.

¿Cómo ser cazafantasmas?

Lo ideal es que los equipos eléctricos y electrónicos no queden conectados a la red cuando no los usamos, para ello podemos desenchufarlos o simplemente utilizarlos con un interruptor. Muchas veces exigimos a otros que mejoren sus prácticas para no dañar el mundo en que todos vivimos y está perfecto hacerlo, en este caso nosotros somos los que estamos consumiendo innecesariamente.

Seguramente pronto pueda brindarles más herramientas, hoy es esa la recomendación.

¿Cuánto gasto y contamino por esto?

Siendo conservadores, los televisores y pantallas, tiene cada uno una potencia stand by de 2 a 6w, por todo el año: de 17 a 52 Kwh, lo que es de $60 a 182 y generando de 8.5 a 26 KgCO2, cada uno. Routers, módems, impresoras, computadoras, pueden llegar al doble… y así otros.

(*) Ingeniero industrial, premiado como uno de los “Diez jóvenes sobresalientes 2018” de la Argentina. Integrante de la delegación Bahía Blanca de la Asociación Argentina de Inventores.


Comentarios


Consumo “stand by”: los vampiros que succionan nuestra energía