Continúa el drama por la inundación en Chichinales

Chichinales seguía sufriendo ayer los efectos de la feroz tormenta del miércoles. Ayer habían 37 personas evacuadas, mientras la localidad está bajo las aguas tras llover 160mm.



#

Las imágenes son por demás elocuentes de los estragos que hizo la tormenta de lluvia que se abatió en Chichinales. Debido a la cantidad de agua acumulada en los diversos sectores de la localidad la población está sin luz y varios hogares y sector de chacras están bajo el agua.

CHICHINALES (AVR).- Un importante sector de Chichinales continuaba ayer bajo agua, y eran incesante el trabajo del Departamento Provincial de Aguas, el Consorcio de Riego y Drenaje de Regina y Bomberos Voluntarios de varias localidades, para extraer secar los sectores que aún permanecían anegados.

En tanto ayer aún permanecían evacuadas 37 personas, quienes fueron socorridos de sus hogares por personal de bomberos y la policía. En tanto, no se contaba con un número oficial de personas que se autoevacuaron cuando comenzó a llegar el agua a esta localidad.

Del mismo modo ayer se precisó que de acuerdo a los registros que se obtuvieron en las chacras próximas a Chichinales, en este sector cayeron 160 milímetros de agua, lo que transformó a la tormenta en un fenómeno extraordinario, porque en menos de 12 horas cayeron más de la mitad del promedio de precipitación anual para la región, que oscila entre los 250 y 300 milímetros.

Una gran parte de la localidad continuaba ayer sin suministro eléctrico, debido a los riesgos de electrocución por el agua aún presente en muchas calles y casas, a lo que se sumó que debido a esta situación también estaba interrumpido el bombeo de agua potable y la red de cloacas.

"El volumen fue de tal magnitud que el agua bajaba de la barda norte arrastrando una gran cantidad de arbustos. Todo esto se conjugó para que la corriente superar la defensa aluvional que se encuentra al norte de Chichinales, que en principio afectó el barrio Otto Krause, y luego a toda la localidad, porque el caudal no drenaba en el terreno y superó la capacidad de canales y desagües" comentó ayer el intendente local, José Rivas, quien estaba al frente de la tarea de asistencia.

Además de la asistencia del gobierno provincial con colchones y frazadas, también ayer se contó con la colaboración de personal del Ejercito, que se encargó de la distribución de agua potable y alimentos, y en las tareas de seguridad para evitar robos en aquellas viviendas donde las personas fueron evacuadas.

En el barrio El Farolito, ubicado al norte de la localidad, personal de bomberos voluntarios asistía a familias que debido a la inundación sufrieron el derrumbe de parte de sus viviendas.

Sergio Rodríguez, padre de una de las familias afectadas dado que el agua derribó parte de una pared de una habitación, contó que "el agua nos sorprendió. A las 6.30 me levanté porque había algunas goteras, y a las 7 el agua empezó a entrar, no tuve tiempo a nada. El agua pasaba por acá, esto hizo que se hiciera un pozo y cayera la pared, y que al vecino también se le cayera el galponcito".

Mientras recibía asistencia sanitaria, personal de bomberos colaboró en la tarea para sacar los muebles de la casa ante los riesgos de derrumbe. "Una parte de los muebles lo alcancé a meter un galponcito que está más alto, pero después acá teníamos más de 40 centímetros de agua".

En tanto en otros viviendas ubicadas en la zona céntrica de la localidad, las familias trabajaban para sacar el barro que se acumuló en el interior por el ingreso del agua.

Precisamente en sector del barrio Centenario y 18 Viviendas, era el sector más afectado, dado que en este lugar el terreno es más bajo, y en las calles aún se acumulaba alrededor de un metro de agua.


Comentarios


Continúa el drama por la inundación en Chichinales