Continúa paralizada la actividad legislativa

El conflicto actual tiene varias escenarios posibles. Se espera una sesión para los próximos días. Rivero está en Buenos Aires.





#

La reunión de Labor Parlamentaria será clave. (foto: Archivo)

Crisis en el FpV

Crisis partidaria, conflicto de poderes, judicialización de la política. No importa la razón que se invoque, el gobierno de Río Negro padece un conflicto que paraliza la actividad legislativa y pone en riesgo decisiones del Poder Ejecutivo que involucran a numerosos sectores.

Posiblemente, la Legislatura sesione esta semana o la próxima, considerando un convocatoria regular o, también, un llamado de la mayoría de Labor, con apoyo del bloque radical.

Ariel Rivero está en Capital Federal con reuniones nacionales por esta crisis mientras que responderá entre hoy y mañana al STJ, procurando una resolución judicial.

El oficialismo, con Weretilneck a la cabeza, pretende una reunión parlamentaria para esta semana.

Cuáles serían los escenarios políticos y judiciales posibles.

Escenario 1: Rivero mantiene el control

El titular de la Legislatura, Ariel Rivero -que viajó a Buenos Aires por ese conflicto- trasmitió que esta semana habría sesión, pero los hechos irían en otro sentido. La situación no está definida por el pichettismo.

Se intuye que no hay llamado y se persiste en la estrategia de la resolución por parte del STJ. Hay trascendidos que Labor sería convocada mañana y se llamaría a sesión para el viernes. Pero, esos dichos no se condicen con los hechos advertidos.

Una variante puede constituirla que exista convocatoria pero sin la inclusión en el temario de la propuesta de Weretilneck del legislador Pedro Pesatti para la vicegobernación.

Para ambas exclusiones, Rivero deberá disponer del control de Labor y de los votos del recinto. Actualmente, no cuenta con semejante garantía. Una mayoría ocasional en Labor podría contradecir a Rivero, incluso ese riesgo fue lo que motivó levantar esa reunión del miércoles y, consecuentemente, la suspensión de la sesión del jueves.

Igualmente, cualquier postergación de la realización de la sesión tiene un límite ya que la última fue el 19 de junio, es decir, ha transcurrió un lapso de 52 días, más allá de la necesidad de tratamiento de asuntos centrales, como el acuerdo de Río Negro con Petrobras o la implementación de las PASO.

En lo político, la alternativa más inviable pertenece a una negociación interna del FpV. Está desestimada por el fuerte conflicto planteado entre Alberto Weretilneck y Miguel Pichetto. Más allá de las razones, no hay salida posible dentro del FpV porque tampoco hay diálogo de sus referentes. Los pocos vínculos en pié pertenecen a canales ajenos al viejo núcleo del oficialismo. Incluso, lo más curioso es que esos lazos son actores de la inicial Concertación radical. Puntualmente, los diálogos -cada vez, más devaluados- entre el legislador López y Pichetto, o el último nexo radica en la intermediación de Mendioroz. Este rol no es casual, pues el radical sostuvo un blindaje político con Pichetto-Rivero para contener el avance oficialista pero, últimamente, recuperó diálogo con el gobernador después que éste le quebrara la mayoría del bloque y lograra un mandato en favor de la elección de Pesatti.

Escenario 2: el oficialismo se impone

La Legislatura podría sesionar a pesar que no quiera el titular del Poder. Para eso, la mayoría de Labor Parlamentaria debería coincidir en esa resolución. El panorama actual parece orientarse en esa dirección, previéndose una sesión para la semana próxima.

Labor convocaría con la firma de la mayoría de sus miembros. No hay ninguna duda que el bloque del FpV, que conduce Pesatti, avala ese llamado, acompañado por las bancadas menores Carlos Auyero (Facundo Lopez), PPR (Claudio Lueiro) y Unidos por Río Negro (Ricardo Ledo).

La resistencia se concentraría en la bancada pichettista Eva Peron, con el respaldo del sector “Nestor Kirchner” de Martín Doñate y el unipersonal de Ana Piccinini. Se estima que el arista Jorge Ocampos aceptaría la convocatoria.

Pero, la pulseada se resuelve con la posición del bloque radical. Su presidente, Bautista Mendioroz terminaría apoyando al oficialismo en Labor y confirmando el llamado para la designación de Pesatti. La mayoría radical ya había decidido respaldar a Weretilneck con el argumento que el bloque siempre pidió que el gobernador propusiera a un vice. En cambio, Mendioroz rechazaba la ocasión y pedía no participar en la interna del FpV.

En principio, la coincidencia oficial-radical sería para tratar el artículo 180, dejando en suspenso a otros proyectos centrales. La designación de Pesatti no alteraría en forma automática la resistencia mayoritaria al contrato de Petrobras. Los radicales insisten en su oposición mientras Weretilneck no introduzca reformas al texto original. Quedan mucho más abiertas las posibles coincidencias por expediente de las PASO.

Escenario 3: la solución judicial

El STJ aceptó ocuparse de un reclamo donde Miguel Vidal requiere la aplicación del artículo 180 de la Constitución Provincial y nombrar a un legislador como vice, lo cual, derivaría en la designación de un nuevo parlamentario, en este caso, el propio Vidal.

Este expediente emergió esencialmente la semana pasada cuando Weretilneck elevó su propuesta para vice y profundizó la discusión institucional-política con el sector del senador Miguel Pichetto.

El miércoles, el mandatario respondió a un pedido de informes del STJ mientras que la Legislatura recién lo estaría realizando hoy o mañana, aprovechando todos los “cinco días hábiles” propuestos por el requerimiento de la Justicia. Ocurre que el titular de la Legislatura, Ariel Rivero trasladó la discusión del art. 180 a esa demanda y, en ese sentido, su contestación defenderá su continuidad, planteando un recurso de “no innovar”.

La resolución del STJ no sería tan próxima, lo cual, diluye que ese fallo llegue para resolver la presente encrucijada institucional-política. Además, existirían diferentes variantes.

El Tribunal podría considerar que el planteo de Vidal devino abstracto al hacer Weretilneck uso del artículo 180 y propuso a Pesatti, más allá de las derivaciones políticas posteriores. También, puede convalidar el mandamus presentado y disponer el tratamiento de la facultad del gobernador para nombrar al vice.

En oposición, el STJ puede opinar que no le corresponde expresarse, ya que las autoridades de la cámara debe resolverlas la Legislatura.

Otra postura podría ser rechazar el planteo del saltense Vidal invocando que no hay banca vacante, interpretando que Tania Lastra pasa a cubrir la banca por la muerte de Carlos Peralta, quién no había renunciado y no se puede ser al mismo tiempo parte del Ejecutivo y del Legislativo. También puede invocar que el gobernador Weretilneck, al promulgar leyes con Rivero como presidente de la Legislatura, convalidó su cargo.

DeViedma


Comentarios


Continúa paralizada la actividad legislativa