Copa América: un campeón lógico y un reinado que será breve

La consagración de Brasil, que sigue invicto en casa, quedó signada por la polémica semifinal ante Argentina, que el año que viene tendrá desquite en el torneo que organizará junto a Colombia.



Primeros días del nuevo reinado de Brasil en Sudamérica, que recupera el trono continental tras 12 años, aunque el triunfo fue cuestionado por las acusaciones de corrupción lanzadas por Lionel Messi contra la Conmebol.

No habrá que esperar mucho para la revancha, apenas un año.
Sin títulos mundiales ni continentales desde Venezuela 2007, el equipo que dirige Tite, que trató de devolverle el ‘jogo bonito’ aunque sólo se vio a pinceladas durante el torneo, levantó la Copa América 2019, la novena de su historia, y sin su máxima estrella Neymar, que tuvo que verlo como un espectador de lujo tras sufrir una lesión en un partido preparatorio.

A través de acusaciones ‘maradonianas’, Messi se encendió tras perder la semifinal contra Brasil (2-0), en un partido en el que la Albiceleste reclamó dos penales que no fueron ni revisados por el VAR, y explotó tras ser expulsado el sábado en el choque por el tercer puesto contra Chile, por un encontronazo con Gary Medel.
“Nosotros no tenemos que ser parte de esta corrupción, de esta falta de respeto que se nos hizo en esta Copa”, declaró la Pulga, que no acudió a la ceremonia por su tercer puesto.

El VAR tuvo más intervenciones (26) en la Copa América que en el último Mundial de Rusia 2018, donde se utilizó 20 veces pero con el doble de partidos.

Y Messi, que en esta Copa enterró un viejo pedido popular y cantó el himno, refundó su liderazgo en la selección como nunca antes, con declaraciones mucho más picantes de lo que fue su juego: “La Copa está armada para Brasil”. Horas después la Conmebol calificó de “inaceptables” e “infundadas” estas acusaciones, pero la palabras de Messi habían llegado ya a todos los rincones del mundo.

El torneo tampoco pasará a la historia como el mejor en cuanto a fútbol. Algunos destellos de calidad y poco más. El partido más entretenido fue, curiosamente, el que menos tenía en juego, el que disputaron Argentina y Chile a regañadientes tras quedarse afuera de la final.
Para muestra hay que remitirse a los cuartos de final: tres de los cuatro semifinalistas (Brasil, Perú y Chile) lograron el pase en los penales tras acabar sus respectivos partidos 0-0.

Y para colmo, el reinado de Brasil podría ser uno de los más breves de la historia, ya que la Copa América (en Argentina y Colombia) volverá a celebrarse dentro de un año para hacerla coincidir con la Eurocopa. Se habrán disputado entonces cuatro ediciones del torneo de selecciones más antiguo del mundo en apenas cinco años y teniendo en cuenta que también se disputarán las clasificatorias para el Mundial de Qatar 2022.


Comentarios


Copa América: un campeón lógico y un reinado que será breve