Coronavirus: advierten que la ivermectina no debe usarse como tratamiento

Un equipo multidisciplinario del Ministerio de Salud de Neuquén evaluó los estudios publicados sobre la droga que ya se usa para infecciones parasitarias.

En la semana pasada se comenzó en la provincia la vacunación a mayores de 80 años.  Foto Archivo Florencia Salto

En la semana pasada se comenzó en la provincia la vacunación a mayores de 80 años. Foto Archivo Florencia Salto

Tras recibir consultas, un equipo interdisciplinario del Ministerio de Salud y Desarrollo Social de Neuquén revisó los estudios ya realizados y advirtió que el fármaco ivermectina no debe usarse ni como prevención ni como tratamiento para pacientes con la infección por el coronavirus. Porque los estudios no avalan la seguridad ni la eficacia del medicamento

El fármaco ivermectina se usa para infecciones por parásitos. Desde que se produjo la pandemia, hubo diferentes grupos de investigación en el mundo que han realizado estudios para evaluar si la ivermectina podía ser útil también para la infección por el coronavirus. 

Tras evaluar los estudios disponibles, el equipo del Ministerio difundió sus conclusiones sobre ivermectina. Alertó que “no se recomienda su usocomo prevención de COVID-19. “Ante la falta de evidencia sólida sobre beneficios clínicos, y la potencial toxicidad ante el uso prolongado que no ha sido suficientemente estudiada, parece prudente recomendar en contra de esta indicación”, expresó el equipo de la cartera sanitaria neuquina. 

Con respecto a la posibilidad de uso de ivermectina como terapia para la infección por el coronavirus, también se desaconsejó. “La evidencia publicada es limitada para emitir recomendaciones a favor de su uso. Mientras se espera la publicación de nuevas investigaciones con diseño y tamaño muestral adecuado, no se recomienda el uso de Ivermectina en gran escala, y fuera de contextos de investigación apropiados”, argumentaron. 

Frente a la posibilidad de que un profesional de la salud diga que el fármaco se puede dar como “uso compasivo”, también el equipo del Ministerio de Salud justificó que no corresponde. “Por un lado, algunos profesionales sostienen que esto podría ser una opción, como ocurrió al inicio de la pandemia con medicamentos como la cloroquina (hasta que quedó claramente demostrado que su balance riesgo-beneficio no es favorable y dejó de ser utilizada). Por otro lado, investigadores y epidemiólogos internacionales consideran que permitir el uso compasivo desalienta el estímulo para que se lleven adelante estudios controlados adecuadamente diseñados que permitan establecer con certeza si el medicamento sirve y si es seguro en estos pacientes y en estas dosis con mayor rigor científico”, escribieron.

Tanto la Organización Mundial de la Salud como la Organización Panamericana de la Salud han difundido publicaciones sobre la guía ética para la investigación y el uso compasivo de medicamentos en el contexto de emergencias y en pandemia. En el documento de OPS titulado: “Acerca del uso de emergencia de intervenciones no probadas y fuera del ámbito de la investigación. Orientación ética para la pandemia de COVID-19”, OPS y OMS recordaron que utilizar fármacos por uso compasivo y fuera del ámbito de la investigación solo es aceptable cuando se cumplen ciertas condiciones.

Las condiciones son las siguientes: 1) no existe ningún tratamiento de eficacia comprobada; 2) no es posible iniciar ensayos clínicos inmediatamente; 3) se dispone de datos que proporcionan un apoyo preliminar de la eficacia y la seguridad de la intervención, al menos de estudios de laboratorio o en animales, y el uso de la intervención fuera de ensayos clínicos ha sido sugerido por un comité científico asesor debidamente calificado, sobre la base de un análisis favorable de los riesgos y beneficios; 4) las autoridades competentes del país, así como un comité de ética debidamente calificado, han aprobado dicho uso; 5) se dispone de recursos adecuados para garantizar que los riesgos puedan minimizarse; 6) se obtiene el consentimiento informado del paciente 7) y se supervisa el uso de emergencia de la intervención y los resultados se documentan y se comparten oportunamente con la comunidad médica y científica en general. 

Al tener en cuenta esas pautas, el equipo del Ministerio de Salud neuquino señaló que si se usara ivermectina para “uso compasivo” no se está cumpliendo con las pautas 1 y 2. “Los resultados de los estudios publicados son controversiales (punto 3), y/o hay explicación por la que no se puedan realizar ensayos clínicos controlados aleatorizados bien diseñados que permitan evaluar con bajo riesgo de sesgos la eficacia y seguridad de esta intervención”. Añadió en el comunicado: “Siguiendo los lineamientos de ANMAT, la utilización de una medicación en carácter de uso compasivo, solo se encuentra autorizada para pacientes debidamente identificados, lo que excluiría la utilización de la ivermectina en forma masiva como actualmente se pretende”.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Coronavirus: advierten que la ivermectina no debe usarse como tratamiento