Coronavirus: El partido entre Atalanta y Valencia, una "bomba biológica"

El 19 de febrero se enfrentaron en Milán por la Champions League y el intendente de Bérgamo lo señaló como uno de los grandes focos de contagio.



Atalanta - Valencia significó más que un partido de fútbol.

Atalanta - Valencia significó más que un partido de fútbol.

Actualmente, Italia es el país más afectado por el coronavirus en el mundo y con el correr de los días se conocen mayores precisiones sobre los focos de contagio que lo llevaron a este duro presente.

El alcalde de Bérgamo, una de las localidades más comprometidas, reconoció que muchos ciudadanos quedaron expuestos tras el partido entre Atalanta y Valencia por los octavos de final de ida de la Champions League.

El encuentro, disputado en Milán (a 12 km. de Bérgamo) fue el 19 de febrero, cuatro días antes del primer caso confirmado de COVID-19 en Italia. Desconociendo el peligro que significaba el partido se jugó con público de ambas parcialidades. En total, asistieron unas 40 mil personas.

“Si el virus ya circulaba, los cuarenta mil aficionados que fueron al estadio de San Siro se pueden haber contagiado. Nadie conocía que el virus ya circulaba entre nosotros”, expresó el alcalde Giorgio Gori.

Además calificó a ese evento como una “bomba biólogica”. De todas maneras, el origen en esa ciudad se dio a partir de una paciente infectada que ingresó con un cuadro de pulmonía y contagió al personal médico.

No es casualidad que el plantel de Valencia haya sido el primero en tener varios contagios como el argentino Ezequiel Garay, Gayá y Mangala, entre otros empleados del club. 

A estos se agrega uno de los primeros casos en periodistas, por medio de Enrique Mateu que cubrió el partido en Milán.

El partido de vuelta se disputó a puertas cerradas el 10 de marzo antes de la suspensión total de eventos deportivos y favoreció al contagio entre los futbolistas. Recientemente, se conoció que el arquero de Atalanta, Marco Sportiello, también dio positivo.


Comentarios


Coronavirus: El partido entre Atalanta y Valencia, una "bomba biológica"