Circulación por DNI en Neuquén: días y horarios para comprar y recrearse

Creatividad e ingenio frente al aislamiento en Bariloche

El músico y actor Gustavo Dasso desarrolló una serie de cortos humorísticos que difunde a través de las redes sociales.



Un hombre frente a la pantalla en cuarentena. La mirada de Dasso en una serie humorística. Foto: gentileza

Un hombre frente a la pantalla en cuarentena. La mirada de Dasso en una serie humorística. Foto: gentileza

El aislamiento por la pandemia que ya lleva dos meses obligó no solo a suspender actividades y eventos culturales sino también a poner en juego la imaginación y la creatividad para generar contenidos y de alguna forma, ingresos económicos.

En tiempo récord, el músico y actor Gustavo Dasso incursionó en el armado de guiones y la filmación, con una serie de cortos humorísticos que se difunden semanalmente a través de las redes sociales (Facebook, Instagram y Youtube).

La hora de innovar

“El proyecto nació a raíz de la situación puntual que hoy atravesamos todos y por el impacto en el sector de la cultura sumergido en un parate absoluto”, resumió Dasso que contrapuso “la necesidad imperiosa de generar algún hecho o evento creativo” con el aislamiento que termina siendo “un poderoso enemigo”.

Este barilochense sigue componiendo canciones y escribiendo más allá de la producción de estos contenidos de humor. “Esto tiene más que ver con la pulsión, la necesidad y el deseo que habita en uno que con la posibilidad de hacer algo que pueda ser remunerado”, advirtió.

Los cortos, de dos o tres minutos, intentan parodiar las situaciones en las que una persona conectada al mundo exterior a partir de redes sociales y canales informativos, intenta ocupar su tiempo tomando cursos online, por ejemplo.

“Es una sátira. La idea es armar una saga donde el hilo conductor esté vinculado con un hombre frente a la pantalla que aborda diversas situaciones que desde allí se le plantean”, detalló Dasso.

“Escribo, pienso y guiono desde casa –agregó–, los filmo y actúo también. Luego le envío el material a mi socio, Santiago Cantaluppi (productor de mis dos discos) que le agrega su voz, los edita y los musicaliza”.

Dasso reconoció que uno de los mayores desafíos es trabajar con alguien “a quien no le ves la cara” pero a la vez, apelar a lo que uno dispone que no siempre son los elementos más adecuados. “Filmo con la iluminación que logro generar a partir de armar y desarmar veladores caseros. O espero los momentos en los cuales el barrio se encuentre en relativo silencio para que no se filtren ruidos”, confió.

Una pausa para el teatro convencional

Dasso se desempeñó como profesor de guitarra y de teatro para niños no solo en Bariloche sino también en Salta, Valparaíso, Quito y Buenos Aires, lugares donde residió.

Al comienzo de la cuarentena, preparaba la obra teatral “La Vara” (que presentó en 2019 en la sala de teatro de El Brote) que tenía previsto presentar en varias escuelas de la ciudad.

“Esta situación de pandemia pone al desnudo cómo la cuestión cultural suele estar relegada en las prioridades de la sociedad. Hay un innumerable grupo de personas que deja de producir y generar tanto en la música como en teatro, literatura y artes plásticas”, indicó.

Recalcó que “quienes nos hemos dedicado toda una vida al quehacer cultural o a generar arte en cualquiera de sus expresiones, quedamos detenidos en una inercia que nos afecta de manera directa”.

Consideró que el sistema de concursos al que los artistas puedan acceder resultan “un paliativo pero nunca una respuesta definitiva o sustancial ya que intervienen elementos vinculados a la meritocracia o a cierta arbitrariedad según quién selecciona el material que no siempre devienen en una situación de horizontalidad”.


Comentarios


Creatividad e ingenio frente al aislamiento en Bariloche