Criancero perdió parte de su producción por ataque de perros

Cinco canes cimarrones mataron a 45 perros y 15 gallinas que tenía encerrados en un gallinero en Colonia Nueva Esperanza.



#

Los canes mataron a 45 conejos que estaban en el interior de un gallinero. (Foto: Yamil Regules )

Un criancero de Colonia Rural Nueva Esperanza perdió casi toda su producción luego de que el miércoles cinco perros cimarrones mataron a 45 conejos y 15 gallinas que tiene en su lote. Las pérdidas por este episodio alcanzan los 40 mil pesos. Desde el municipio sostienen que la ordenanza vigente de control canino limita las actuaciones en estos casos.

Facundo García, tiene 23 años y vive en Colonia Rural Nueva Esperanza desde hace 7 años. Contó que el miércoles cuando fue al corral vio a los cinco perros adentro. “No sé de quién son, pero veo que siempre andan por el campo. Y ya me han corrido hasta los nenes”, expresó.

Al abrir la puerta del gallinero vio sus animales muertos y otros agonizando. “Los mataron y no se los comieron. Otros quedaron moribundos”, contó.

Solo quedaron unos conejos y algunos gazapos “y están lastimados o sin madre y los voy a tener que sacrificar”.

El año pasado por esta causa perdió más de 30 pavos y en 2016 más de 50 conejos, y 150 gallinas en los últimos cuatro años. “Ya estoy cansado de los perros y ya no sé qué hacer”, confesó.

“Yo vivo de los animales, por eso es que reclamo, y de la municipalidad ni siquiera me han llamado. Es un sacrificio criar en la colonia cada animal”, declaró.

Cada conejo adulto vale 700 pesos y “alguno los tengo que mandar a pedir a Buenos Aires y cada gallina vale entre 300 y 400 pesos”, describió.

Sobre el mediodía unos jotes volaban en círculo sobre la casa de Facundo. Dijo que los animales los “tuvo que quemar porque tengo tres chicos y se me van a enfermar”.

“Necesito que la municipalidad se haga responsable”, pidió.

Ever Urrutia, presidente de la comisión vecinal de Colonia Rural Nueva Esperanza, reclamó un tráiler “donde se atrape las jaurías de perros cimarrones y se los castre” y señaló que no se espere a que “ocurra una desgracia“. Recordó que en Vista Alegre hace unos años una jauría mató a una mujer.

“Hay una ordenanza que limita el poder del municipio y esos perros no se pueden dar en adopción y para mi es una gravísima preocupación y que estamos pensando en ayudar a los productores de alguna manera”, manifestó Silvia Gutierrez, subsecretaria de Medio Ambiente del municipio. Fue en referencia a la norma que establece que Neuquén es no eutanásico en canes y no tiene “consideraciones en este tipo de caso”.

Daño económico

“Pedimos un tráiler para el control canino para castraciones. Son jaurías de perros cimarrones que se siguen reproduciendo”

dijo Ever Urrutia, de la comisión vecinal de la Colonia Rural Nueva Esperanza

Datos

40 mil pesos
es el monto en perdidas que calculo el productor por la matanza de conejos y gallinas a manos de cinco perros
“Pedimos un tráiler para el control canino para castraciones. Son jaurías de perros cimarrones que se siguen reproduciendo”

Comentarios


Criancero perdió parte de su producción por ataque de perros