Cristina y Macri saludaron emocionados al papa

La presidenta, primera. Bergoglio le preguntó por su hija al líder del PRO.



1
#

2
#

AP

Cristina lloró tras hablar unos segundos con el sumo pontífice.

La presidenta Cristina Fernández participó ayer en el Vaticano de la ceremonia que dio inicio al pontificado del papa Francisco, con quien habló breves instantes y se emocionó hasta las lágrimas. También el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri saludó junto a su esposa al nuevo papa, que les preguntó por qué no habían traído a su hija Antonia.

La jefa de Estado se mostró conmovida en la primera en la fila de gobernantes y representantes de 130 países en saludar al sumo pontífice, con quien mantuvo el lunes un encuentro bilateral en El Vaticano.

En la ceremonia formal, Cristina fue la primera gobernante en saludar al sumo pontífice por ser Argentina el país de nacimiento de Bergoglio, con quien dialogó por cerca de 10 segundos, bastante conmovida, y en un tono mucho más formal del que pudo apreciarse el lunes.

La titular del Ejecutivo se ubicó en la primera fila durante la misa que se realizó en la Plaza de San Pedro, donde se mostró con Timerman; el titular de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti; el diputado, Julián Domínguez; el senador Aníbal Fernández; el jefe de la CGT oficialista, Antonio Caló; el secretario del gremio de taxis, Omar Viviani; y el presidente de la UIA, Ignacio De Mendiguren.

Unos lugares más atrás, alejado de este grupo, pudo apreciarse con rostro serio al diputado de la UCR Ricardo Alfonsín, quien integra la delegación oficial; mientras que el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, debió quedarse en un lugar más alejado debido a que no integró la comitiva oficial.

Emocionado con la ceremonia de asunción del papa Francisco, Macri relató cómo fue el diálogo que mantuvo con el sumo pontífice cuando lo saludó en la Basílica de San Pedro.

Desde el Vaticano, Macri contó que el propio Santo Padre pidió a sus colaboradores que lo fueran a buscar a la Plaza de San Pedro para que junto a su esposa, Juliana Awada, se acercara a él, mientras Francisco recibía los saludos de representantes de cultos orientales.

El líder de PRO reveló el reclamo que le hizo el papa Francisco cuando lo saludó: “Me dijo ‘¿cómo no me la trajo a Antonia (su hija)?’. Se acordó porque le dije que cuando volvía de Roma se la traía”, señaló, sobre su encuentro con el papa número 266 de la Iglesia Católica.

“No me trajiste a Antonia”, le reclamó Bergoglio a Macri por su pequeña hija.


Comentarios


Cristina y Macri saludaron emocionados al papa