Cruces entre la beneficiaria de un lote social y el municipio de Fernández Oro

Fue beneficiaria de un terreno en 2012, pero pagó solo 15 cuotas. Ahora reclama que la comuna se lo desadjudicó, y asegura que canceló el total de la deuda. La comuna indicó que el ultimo pago fue en 2016, y se lo entregó a otra familia que estaba en lista de espera.



La desajudicación de un lote social generó cruces entre una vecina y el municipio de Fernández Oro. (Foto: archivo)

La desajudicación de un lote social generó cruces entre una vecina y el municipio de Fernández Oro. (Foto: archivo)

Los loteos sociales siguen generando cruces en Fernández Oro, a pocos meses de que un ex intendente fue condenado por una operación irregular en uno de los tantos que adjudicó. Una vecina que fue beneficiada en 2012 reclama que la comuna le desadjudicó el lote, y asegura que canceló el total del mismo.

El terreno se le otorgó en 2012 a Claudia Maureira, durante la gestión del condenado por negociaciones incompatibles, justamente a raíz de un lote social, Juan Reggioni. Desde la comuna aseguraron que solo se registró el pago de 15 cuotas, y que la ultima vez que se abonó fue en 2016. La suma de cada pago era de $360. Desde allí en más, los funcionarios del municipio no supieron más de ella, hasta que se presentó a liquidar la deuda completa en febrero, a dos meses de haber sido desadjudicada.

"Si ella se hubiese presentado a exponer las razones de la falta de pago se podría haber modificado la decisión de la Comisión Evaluadora de Loteos", apuntó Martín Rebaliatti, el asesor legal del municipio, y aclaró que esto sería "siempre que sea algo digno de analizar".

El 50% de los lotes sociales son baldíos, por lo que buscan la forma de mejorar las condiciones de adjudicación. (Foto: archivo)

En ese sentido el letrado manifestó que se enviaron varias notificaciones e intimaciones, pero que, al no haber respuesta, en noviembre la Comisión resolvió desadjudicar el lote. "Inclusive hay cinco días luego de la resolución, en los que el vecino puede hacer algún descargo", mencionó. No obstante, Maureira no se presentó hasta febrero de este año, y la desadjudicación fue "los primeros días de noviembre de 2019", puntualizó el asesor legal.

De hecho, para Rebaliatti, la beneficiaria del loteo "actuó de mala fe", cuando canceló la totalidad de lo adeudado a sabiendas de que "fue desadjudicada". "Aprovechó los tramites administrativos para cancelar la deuda", insistió.

Ella actuó de mala fe, aprovechó los trámites administrativos para cancelar la deuda

disparó el asesor legal de la comuna, Martín Rebaliatti

La situación desnuda una problemática que reaparece permanentemente en fernández Oro: el 50% de los loteos sociales son baldíos, sin ocupar, sin obras, sin planificación.

"Muchos se anotan en loteos sociales para lucrar", informaron fuentes municipales, y agregaron que la modalidad es "esperar que el plazo caduque y venderlo", sostuvo.

En relación con la situación de Maureira, Rebaliatti indicó que "hay asistentes que fueron a verla, y estaba en condiciones de pagar según el dictamen de los asistentes", aclaró Rebaliatti. Fuentes extraoficiales afirmaron que la familia ya tiene casa en el barrio Costa Linda.

Desde el municipio enviaron una carta documento "por la trascendencia por presentaciones en los medios", advirtió el asesor legal, para evitar que se haga modificaciones al lugar, que ya está adjudicado a los primeros en la lista de espera.

"Ni Martín (Rebaliatti) ni Mariano (Lavin) dieron la cara, solo dijeron que tenía que ir a buscar la plata", se quejó la mujer. Desde el municipio indicaron que la suma que liquidó la vecina está "a disposición", tras la desadjudicación.

La modalidad de loteo social data de muchos años y varias gestiones atrás, en Fernández Oro. (Foto: archivo)

"Ya hay otras personas en mi terreno, pero yo no recibí ninguna citación, no hay ninguna firma mía porque no firmé nunca nada", alegó Maureira.

Por lo pronto, desde la comuna anunciaron que buscan la forma de llevar adelante estos loteos de una forma "más transparente", para que las gestiones sean "públicas" y que, si un vecino tiene datos de que un beneficiario tuviera posibilidades de acceder a un terreno de forma privada, pueda denunciarlo y que se cancele la adjudicación.

Dentro de poco habrá un nuevo llamado a inscripción, y adelantaron que hay más de 500 familias esperando por la posibilidad de acceder a un terreno.


Comentarios


Cruces entre la beneficiaria de un lote social y el municipio de Fernández Oro