Cuatro horas de alegría y colorido



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB) – Una muestra variada y colorida de las diversas actividades que se desarrollan en Bariloche ofreció ayer el desfile del aniversario, que congregó a miles de personas y se extendió por casi cuatro horas. Como es habitual, frente al palco ubicado en Mitre y Rolando pasaron en primer término las instituciones que trabajan con personas con discapacidades, luego los jardines de infantes y las escuelas de distintos niveles, mientras que el cierre estuvo a cargo de las agrupaciones gauchas con sus cientos de jinetes. En el medio tuvieron su instante de reconocimiento los clubes deportivos, las colectividades, las escuelas de danzas, comparsas barriales, la asociación de artesanos, los centros de abuelos, la asociación de recicladores, el ejército, la policía y otras fuerzas de seguridad, los bomberos, las voluntarias del hospital, un club de mascotas y hasta el sindicato de seguridad. Como todos los años, también hubo espacio para la protesta. Los estudiantes que ocupan desde hace un mes el Centro Cívico se manifestaron en contra del aumento del boleto en el transporte, mientras los funcionarios escuchaban impasibles. Más numerosa y creativa fue la columna de vecinos que se oponen a la minería contaminante y que plantearon su reivindicación con caretas, disfraces y una breve escenificación. El clima aportó lo suyo porque la lluvia de la víspera cedió paso a una jornada templada y con buena cuota de sol. Un acierto de la organización fue colocar columnas de sonido a lo largo de toda la calle Mitre y no sólo en el palco, como ocurrió en desfiles anteriores. Numerosos grupos de quinto año de los colegios aprovecharon también la gran convocatoria para vender tortas fritas, café, tortas, y otros comestibles, con el fin de juntar dinero para sus viajes.


Comentarios


Cuatro horas de alegría y colorido