Defensores neuquinos denuncian falta de contención a liberados

A un detenido sin recursos ni familia le concedieron libertad asistida pero tuvo que ir su defensora a gestionarle vivienda y acompañante terapéutico.



#

La defensora de Ejecución Penal, Luciana Petraglia y la secretaria Penal, María Luisa Andrada, (Foto: mauro pérez )

Funcionarios del ministerio Público de la Defensa de Neuquén, denunciaron que hay un desinterés del Estado provincial y de la justicia en garantizar los derechos de las personas privadas de su libertad. Afirman que no hay ningún tipo de contención, ni seguimiento para los condenados y que su reinserción en la sociedad es ineficiente.

El disparador de la denuncia fue el caso de un interno diagnosticado con debilidad mental moderada, que no tiene familia que se haga cargo de él. Le otorgaron la libertad asistida y la defensa tuvo que articular con Desarrollo Social para que se le consiga alquiler, acompañante terapéutico y hasta estuvo a cargo de la defensa el traslado desde la unidad hasta Plottier.

El problema fue que el jueves 31 de agosto, día en que accedió a la libertad asistida y desde la Unidad 11, sin dar aviso a Desarrollo social, ni a la defensoría de Ejecución, que se había comprometido a trasladarlo al domicilio que se había gestionado. La defensora de Ejecución Penal, Luciana Petraglia, fue en su vehículo a buscarlo para llevarlo a Plottier. Previamente se comunicó con las autoridades de la Unidad para concertar el horario, pero cuando llegó le dijeron que ya se había ido solo.

Casos puntuales

Finalmente Petraglia lo encontró en la parada de colectivo sin dinero, ni saber a donde ir, lo subió al auto y llevó a la casa que se consiguió para alojarlo.

A raíz de esto la defensora recriminó que “tenemos casos puntuales relacionados, que en todos se da a misma particularidad de una falta o ausencia del Ejecutivo en materia de ejecución de la pena, sobre todo en lo que tiene que ver con la reinserción”. Si bien la punta del reclamo es hacia el Estado que debe garantizar los dispositivos, Petraglia y la secretaria Penal, María Luisa Andrada, entendieron que hay falencias en los jueces.

Andrada enfatizó que “el juez es el que está encargado de resguardar el cumplimiento de todos estos derechos. En este caso puntual es el que demuestra más el desinterés, porque estaba articulado el organismo, el recurso del Estado estaba, pero no estaba el interés del juez (la jueza de Ejecución Penal es Raquel Gass). Dispuso que esto se cumpla sin indicaciones adicionales, le dan la libertad a una persona que no está en condiciones. Esta es la situación grave”, reclamó.

Petraglia señaló que “hay un déficit de tratamiento penitenciario conforme a lo que exige la ley, hay déficit de seguimiento y articulación cuando los internos salen en libertad” y puntualizó que en el caso que generó el reclamo “durante ocho años estuvo cumpliendo pena y la ausencia del Estado generó que nosotros estemos alrededor de dos años primero tratando de revincularlo con la familia, después que les den tratamiento, que lo reciba alguien afuera y que se ocupe de contenerlo. Todo eso se hace desde la defensa pública, cuando es una carga del Estado la reinserción y el tratamiento. Sin embargo lo tenemos que articular nosotros, como si estuviéramos a cargo de la reinserción”.

Dos defensores se reparten 450 causas

En la provincia de Neuquén existen dos defensores de Ejecución Penal, Luciana Petraglia, quien se encarga de la Primera Circunscripción de Neuquén capital y la zona de la Confluencia, y Lisandro Borgonovo, quien atiende las cuatro circunscripciones del interior. Tienen a su cargo 190 y 260 personas condenadas por la justicia que están cumpliendo penas.


Temas

Neuquén

Comentarios


Defensores neuquinos denuncian falta de contención a liberados