Degradación

Nos merecemos otros gobiernos más ejemplarizantes, con la defensa de la ciudadanía y el planeta, con el aire que inhalamos, el agua que nos llevamos a los labios y los alimentos que consumimos.

El egocentrismo que genera el sistema actual hace que los que nos dirigen antepongan muchas veces su interés personal a su compromiso social. La irresponsabilidad de muchos líderes es manifiesta. Multitud de políticos han hecho de la acción política el mayor negocio. En lugar de servir, se han servido de esa ciudadanía a la que suelen adoctrinar, a sus intereses propios para que bailen con su lenguaje.

Urge, por tanto, mejorar el ambiente humano, con menos pedestales y más solidaridad, con vocación de entrega y generosidad.

Al fin y al cabo, todos tenemos que tener esa actitud de servicio, cada cual desde su misión, a la vez que una moralidad a toda prueba, que es lo que nos está fallando muchas veces.

Víctor Corcoba Herrero

MADRID


Comentarios


Degradación