Denuncia por mala praxis en el hospital de Roca: hoy será la autopsia

Las diligencias fueron ordenadas por el fiscal Luciano Garrido. La mujer murió el domingo por la mañana luego de una cirugía laparoscópica por una ligadura de trompas.



Con dos especialistas de Roca y Cipolletti, esta mañana a partir de las 9 está prevista la autopsia al cuerpo de Stella Maris Vega, la mujer de 37 años que el domingo por la mañana falleció tras ser sometida a una cirugía laparoscópica por una ligadura de trompas, según denunció su propio esposo.

Las diligencias fueron ordenadas por el fiscal Luciano Garrido, que en medio de la feria se hizo cargo de las diligencias que había iniciado su colega, la fiscal Belén Calarco.

Se estima que la necropsia estará concluida cerca del mediodía y a partir de allí, el representante del Ministerio Público Fiscal tendrá más elementos para avanzar en la investigación de la causa.

El proceso se inició el domingo por la mañana cuando el esposo de la mujer, Víctor Álvarez, se presentó en la sede de la Comisaría 31 -de las 250 Viviendas- para denunciar un caso de mala praxis. Allí relató al personal policial que el miércoles por la tarde su compañera y madre de sus tres hijos (uno de tres meses, 2 y 5 años) se internó para someterse a esa cirugía el miércoles por la noche.

El jueves (11/6) por la mañana efectivamente la operaron y ya cerca de las 19 de ese mismo día le dieron el alta médica. A partir de ese momento, según relató Víctor, todo fue un calvario porque cerca de las 2 de la madrugada del viernes (12/6) tuvieron que regresar al hospital frente al cuadro de dolores que presentaba Stella Maris. “Son sólo gases”, le dijeron a Víctor y tras aplicarle algunos analgésicos le dieron el alta médica.

A las 6 de la mañana volvieron y allí su estado comenzó a complicarse. “Ese viernes le encontraron líquido y me explicaron que se iba a absorber de manera natural, que era normal. Después empezó a vomitar líquido verde. Una médica me dijo que se le podía haber paralizado el estómago. Ella tenía miedo, estaba muy fría”, relató en diálogo ayer con este medio. Finalmente le informaron que durante la operación “le habían perforado el intestino”.

Stella Maris falleció el domingo por la mañana, lo que derivó en el inicio de una causa que dio sus primeros pasos con un allanamiento donde se secuestró la historia clínica de la joven en las oficinas del hospital Francisco López Lima y rápidamente se dio intervención al Ministerio Público Fiscal.


Comentarios


Denuncia por mala praxis en el hospital de Roca: hoy será la autopsia