Denunciaron a Scalesi por amenazas e insultos en el Ipap de Viedma

Según la denuncia, el secretario general de UPCN en Río Negro ingresó a las instalaciones acompañado por algunos pares y maltrató y fustigó a la vicedirectora de la institución, junto a otras dos mujeres.

 



A Scalesi lo denunciaron por violencia. (Foto: archivo)

Un bochornoso evento se registró este jueves en las instalaciones del Instituto Provincial de la Administración Pública (IPAP) en Viedma, donde se vieron involucrados trabajadores de esa dependencia y el dirigente de UPCN, Juan Carlos Scalesi.

El hecho terminó con la presentación de una denuncia, consecuencia de la gravedad de las actuaciones.

De acuerdo a lo denunciado, Scalesi se apersonó durante el cierre de una reunión de directorio en las instalaciones del Instituto y maltrató a una mujer trabajadora de esa cartera, donde "hubo amenazas, violencia física y verbal por parte de él y de quienes lo acompañaban hacia ella y otros trabajadores que se encontraban en el lugar", informaron en un comunicado oficial.

Las afectadas son la vicepresidenta del IPAP, Mabel Rigoni, y Belén Álvarez Costa, coordinadora general de la dependencia. Posteriormente, las acciones de violencia se trasladaron a la oficina del Departamento de Alumnos, donde una tercera mujer debió ser atendida por personal médico.

Al respecto, el ministro Luis Di Giácomo señaló que "se trató de un ataque cobarde y un hecho de violencia de género, que no permitiremos bajo ningún punto. Scalesi ingresó junto con una patota al IPAP e insultó a una de las mujeres que forma parte del directorio".

Por su parte, ATE también sumó su denuncia pública y a través de un escrito indicaron que "todavía existen dirigentes sindicales que se oponen a la democratización de las instituciones del Estado, añorando sus privilegios por encima del derecho de los trabajadores y el pueblo de Río Negro a contar con un instituto de formación y capacitación que mejore los servicios públicos".


Comentarios


Denunciaron a Scalesi por amenazas e insultos en el Ipap de Viedma