Descabezaron la Regional Quinta



#

Los cambios obedecen a los hechos delictivos de los últimos meses.(Foto: Juan José Thomes )

CIPOLLETTI (AC).- Luego del asesinato de Claudio Araya y de las denuncias contra la Comisaría 32, el gobernador Alberto Weretilneck removió a Raúl Fuentes de la Regional Quinta y puso al segundo en su reemplazo. Al jefe de la comisaría del centro lo mandó a Fernández Oro y también cambió al titular de la 32, en cuya jurisdicción ocurrió el crimen. El comisario mayor Raúl Fuentes ya no estará al frente de la Regional Quinta y en su reemplazo asumirá el inspector Gustavo Pérez. Fuentes fue el segundo jefe de la Quinta, creada en enero de 2010. En febrero de 2012, dejó la Comisaría Cuarta de Cipolletti y pasó al frente de la regional pero el crimen de Araya y la posterior movilización social sacudió la estructura de la unidad policial y ayer el gobernador Weretilneck confirmó su traslado a través de un parte de prensa. Informaron que Fuentes pasará a cumplir funciones en el área de Capacitación Superior en Viedma. También se decidieron cambios en las titularidades de las unidades que dependen de la Quinta: Héctor Cheuquepan, que estaba en la Comisaría Cuarta se irá a la 26 de Fernández Oro y en su lugar quedará Héctor Pérez. Comunicaron también que Pedro Garrido se hará cargo de la Comisaría 32. Nada dijeron del destino de Darío Cravota, aunque extraoficialmente se deslizó que prestará funciones en el Comando Superior. Cravota estuvo al frente de la 32 cuando ocurrió el crimen de Araya, el 6 de marzo. Fue duramente cuestionado porque en su jurisdicción ocurrieron muchos robos y arrebatos durante el verano. Incluso la gente se empezó a comunicar con los medios para denunciar sobre los hechos delictivos que sucedían en la Mengelle. Varios automovilistas fueron asaltados en uno de los semáforos de esa avenida. En un hecho insólito, también prendieron fuego un patrullero que estaba estacionado en la puerta de la Comisaría 32. A raíz de toda esta situación, la Regional Quinta quedó desde ayer en manos de Gustavo Pérez y de Agapito Painel. Fuentes estuvo mucho tiempo al frente de la Comisaría Cuarta del centro de Cipolletti y consiguió la aceptación de gran parte de la comunidad a partir de una imagen de profesionalismo, educación y buenos modos, aunque pocas veces se mostró reflexivo frente a las fallas de sus subalternos. Sembró lazos con los gobiernos, con la Justicia y con varios sectores sociales.


Comentarios


Descabezaron la Regional Quinta